5 recomendaciones si te estás iniciando en el running

El running, o simplemente correr, es una de las actividades y deportes que ha adquirido más popularidad en los últimos años

Esto ha ocurrido por muchos factores, que van desde la salud hasta su naturaleza de superación personal, con historias de personas exitosas que han empezado a correr y han llegado a terminar maratones, es decir, han corrido 42km.

 

No es una sorpresa que el running haya adquirido tanta popularidad, ya que este es un deporte donde no requerimos más que unos zapatos adecuados y motivación, y que traerá maravillosos beneficios a nuestra vida, tanto en nuestra salud, como emocionalmente.

 

Así que si aún estás considerando el comenzar a correr, no deberías dudar y al menos darle una oportunidad, pues es una actividad divertida y adictiva, pero siempre tomando en cuenta algunos factores para tener la mejor experiencia posible.

 

Estos consejos podrían ayudarte a iniciarte mejor en el running

 

  1. Empieza de espacio

 

Correr es en sí mismo un deporte muy relacionado con la motivación y la superación personal, pues enseña disciplina, dedicación y paciencia. Precisamente por ello, debemos recordar que los inicios deben ser lentos, y que iremos notando nuestro progreso cada día.

 

Es normal querer correr largas distancias a velocidades altas cuando apenas estamos comenzando a crearnos el hábito de correr, y es probable que terminemos decepcionados de nosotros al notar que nos cansamos muy pronto.

 

Si estás experimentando esto, recuerda que la paciencia es vital en este deporte, y que debes estar consciente de tus límites. Empieza con distancias cortas y a una velocidad en la que puedas terminar sin cansarte demasiado. De esta forma te acostumbrarás, y será más fácil saber cuándo deberíamos aumentar la velocidad o la distancia.

 

Al empezar despacio, nos crearemos un hábito de correr y aprenderemos a escuchar a nuestro cuerpo y reconocer de lo que somos capaces, así como aprender a ser pacientes y trabajar por lo que queremos lograr.

 

  1. Utiliza zapatos cómodos

 

Cuando estamos empezando a aprender una nueva habilidad o crear un nuevo hábito, resulta muy sencillo enfocarnos demasiado en cosas como el equipamiento, en lugar de las cosas que más importan como la práctica y la motivación.

 

En el caso del running nos puede ocurrir lo mismo al apenas comenzar, y sentir que mientras mejores ropas tengamos, así como la última tecnología en vestimenta para running, rendiremos más.

 

Sin embargo, algo muy importante es conseguir unos zapatos cómodos, sin necesidad de que sean los más costosos, pero que te permitan correr lo más cómodo posible.

 

Investiga un poco por internet sobre los zapatos más adecuados de acuerdo a la superficie en la que quieras correr y escucha a tu cuerpo cuando sientas que tal vez tus zapatos no son los adecuados. Pero sin poner más atención de la necesaria en la vestimenta.

 

  1. Duerme bien y estira

 

Al empezar a correr, puede que algunos días sientas que tuviste un mejor rendimiento que otros. Esto es normal, y es importante que seas consciente de las cosas que has hecho antes de un entrenamiento, y cuales te han dado mejores resultados.

 

Una razón por la que podrías sentir que algunos días tu rendimiento es menor, es la falta de sueño y de descanso. Siempre es importante dormir las horas que tu cuerpo te pide, y cuando realizamos una actividad tan demandante como el running, esto es aún más importante.

 

Tampoco debes olvidar hacer un buen estiramiento antes de empezar a correr. Especialmente al principio puede ser muy tentador salir a correr sin estirarnos, pero es importante que nunca te saltes este paso. Tu cuerpo te lo agradecerá.

 

  1. Mejora tu alimentación

La comida que ingerimos y el momento en el que lo hacemos podría ser otro factor que influya en nuestro rendimiento. Por lo cual debemos prestar atención a las comidas que afectan tanto negativa como positivamente nuestro entrenamiento.

 

Una razón por la que podrías estar interesada/o en comenzar a correr es porque es un excelente ejercicio para perder peso, y esto puedes complementarlo con una mejor alimentación. De esta forma no solo estarás beneficiando tu rendimiento sino que te ayudará a perder peso y ganar masa muscular.

 

El running es un ejercicio que exige mucha energía, por lo cual debes alimentarte bien para compensar todas las calorías perdidas. Sin embargo, ten cuidado con las dietas que otras personas puedan recomendarte, e infórmate bien para que tu alimentación sea lo más saludable posible.

 

  1. Pide ayuda

 

Aunque suene tentador entrenar siempre por nuestra cuenta, pedir ayuda a personas que sepan más que nosotros o que tengan más tiempo corriendo puede ser de gran beneficio para nuestra salud y nuestro rendimiento.

 

Si tienes la oportunidad de hablar con una persona más experimentada, toma la oportunidad para preguntar algunas dudas, o simplemente para conocer la forma en que entrena o como se alimenta. Incluso si no estás dispuesta/o a seguir su dieta o su régimen de entrenamiento, puedes empezar a conocer los hábitos de otras personas con más experiencia corriendo.

 

Además, no hay nada vergonzoso en pedir consejos, y lo más probable es que las personas estén gustosas de ayudar con tus dudas. De igual forma, intenta ayudar a otras personas que se estén iniciando en el runnning cuando creas que tus consejos pueden ser de ayuda para estas.