Alimentos que ayudan a tener una mejor noche de sueño

Tengo problemas para dormir ¿Hay alimentos que pueden ayudarme o alguno que debo evitar?

El sueño es vital, no sólo para los atletas que tratan de recuperarse de los horarios de entrenamiento riguroso , sino para la salud general y el funcionamiento óptimo. La falta de sueño empeora el estado de ánimo, incluso la pérdida de coordinación y muchos otros riesgos para la salud .

Para el atleta , esto puede significar la disminución del rendimiento físico y la falta de mejoras en los entrenamientos, reflejos más lentos y disminución de la capacidad para la toma de decisiones que pueden conducir a un mayor riesgo de lesiones.

Si bien no siempre se puede controlar conseguir una buena noche de sueño, mantener algunos factores nutricionales pueden afectar positiviamente la calidad de su sueño.

Ayudantes del sueño

Los alimentos con triptófano . El triptófano es un aminoácido usado para producir serotonina , el neurotransmisor que nos permite “sentirnos bien”, y que también promueve el sueño. Los alimentos ricos en esta sustancia química natural incluyen  los huevos, chocolate, avena dátiles y productos lácteos. La investigación muestra que el consumo de un alimento que contiene triptófano – con moderación como parte de una comida de la noche puede ayudar a inducir el sueño más rápido y dar lugar a una mejor calidad de sueño.

Los buenos carbohidratos. Los carbohidratos en alimentos como verduras, frutas y granos enteros inician una respuesta de la insulina que ayuda triptófano alcanzar y actuar sobre el cerebro. Sin embargo, evitá los carbohidratos con almidón azucaradas , que pueden conducir a trastornos del sueño .

Los tés de hierbas. Infusiones selectivos como la manzanilla , la menta o la raíz de valeriana pueden ayudar a algunas personas a dormir mejor . La bebida caliente, reconfortante junto con hierbas relajantes puede favorecer el sueño (Aseguráte de comprar  sin cafeína ).

Alimentos que tenemos que evitar

Estimulantes : Evite los obvios , como el café , té con cafeína y las bebidas energéticas.

El alcohol (en exceso): Muchas personas piensan que el alcohol mejora el sueño. Podés desmayarte debido al excesivo consumo de alcohol, pero su sueño no es reparador!. El alcohol actúa como un estimulante varias horas después de beber, e incluso si no te despertás , no estás recibiendo los beneficios curativos de una buena noche de sueño. Tomáte una copa o dos como máximo.

Exceso de hidratación: Beber demasiado líquido antes de acostarse es a menudo una trampa para los atletas que están tratando de asegurarse de que se hidratan la noche antes de una gran carrera. Se producen las idas al baño durante toda la noche, y además el lavado de electrolitos esenciales .

Tiempo , cantidad y tipos de alimentos: No es recomendable comer justo antes de irse a la cama – esto es especialmente importante si sufrís de reflujo o acidez estomacal. Date por lo menos una hora o más antes de acostarte .

Evitá comer una comida grande , pesado en grasas y proteínas o demasiado picante . Estos alimentos son más difíciles de digerir , y aunque las comidas abundantes pueden causar sueño de inmediato , la digestión lenta o difícil significa  un sueño de baja calidad y además perturbado .

Tampoco te vayas a la cama hambriento porque tampoco vas a tener una noche de descanso . Si realmente necesita un refrigerio después de la comida, podés comer algo pequeño y que contenga triptófano , como un vaso de leche tibia o incluso chocolate.