Armstrong declarará ante un tribunal sobre el uso del doping en su carrera

La Corte Suprema de Texas rechazó un recurso de Lance Armstrong y tendrá que responder ante un tribunal bajo juramento sobre el uso del doping durante su carrera profesional.

Una aseguradora de Texas reclama al ex ciclista, sancionado de por vida y desposeído de sus siete títulos del Tour de France por el uso de sustancias prohibidas, los 12 millones de dólares que le pagó como extras por sus triunfos.

Los abogados de Armstrong aseguraban que el acuerdo alcanzado con SCA Promotions en 2006 no debería ser reabierto, algo que denegó el Supremo del estado de Texas, informan hoy los medios locales.

El arbitraje del asunto puede entonces seguir su curso y prevé que el mes próximo Armstrong preste testimonio jurado por video. SCA ya trató de recuperar su dinero en 2005, cuando las informaciones sobre el doping de Armstrong eran constantes, pero al final llegó a un acuerdo con el ciclista ante la falta de evidencias.

Ante la sanción de la Agencia Antidoping de Estados Unidos (USADA) y la posterior confesión televisiva en enero de 2013, SCA buscó de nuevo llevar a los tribunales a Armstrong, al que acusa de cometer fraude por negar bajo juramento hace ocho años que tomó sustancias prohibidas para elevar su rendimiento.

Sin embargo, la mayor batalla legal de Armstrong es una demanda del gobierno, que pretende recuperar los 30 millones que U.S. Postal Service pagó a los equipos del estadounidense, por lo que podría tener que pagar hasta 100 millones de dólares.