Banana, la fruta de los deportistas

Es la barrita energética del deportista, alimento favorito de los campeones por ser la comida rápida ideal para recargar las pilas antes, durante y después del entrenamiento.

A pesar de tener mala fama, la banana no es una fruta rica en calorías, una banana mediana sólo te aporta 105 calorías, menos que algunos yogures y galletas dietéticas, puedes consumirlo sin miedo a ganar kilos. Es una fruta rica en carbohidratos y fibra para suministrar energía de forma paulatina durante el ejercicio y ayuda a eliminar los metales tóxicos del cuerpo. Ten en cuenta que cuanto menos maduros más ricos en almidón, un hidrato de carbono de asimilación lenta que te llena de energía para practicar ejercicio.  Previene los calambres musculares por su riqueza en potasio, también tiene magnesio, manganeso y vitaminas E y B6 vital para subir tus ánimos estivales y ayudar al metabolismo básico cuando entrenas a tope. Es un sedante natural por su contenido en triptófano, el aminoácido que ayuda a conciliar el sueño. Tiene efecto laxante y aún hay más, contiene sustancias antibióticas que combaten las infecciones.

Nutrientes x 100g (x pieza en caso de frutas)
Valor energético 105 kcal
Manganeso 0,3 mg
Almidón 5,4 g
Potasio 422 mg
Folatos 23,6 mcg
Fibra 3 g
Agua 88,4 g
Vitamina C 10,3 mg
Hidratos de carbono 27 g
Vitamina B6 0,4 mg