Cómo cuidar y guardar el traje de neoprene

Independientemente del nivel que se tenga, uno de los elementos imprescindibles en el vestuario de un triatleta es el traje de neoprene. Saber conservarlo en las mejores condiciones posibles contribuye a alargar su vida de uso e incrementar su confortabilidad.

Seguramente te estarás preguntando ¿qué cuidados específicos requiere un traje de neopreno? A decir verdad requiere de unos cuidados más bien sencillos, pero que no hay que pasar por alto, y exige ser metódicos con los mismos.

A continuación ofrecemos una serie de trucos fáciles para evitar que el neopreno se deteriore, y esté siempre en las mejores condiciones.

-Agua dulce para limpiarlo. Concluida la carrera, el primer paso que se debe dar es lavarla el traje de neopreno. Hay que evitar la sal y cloro porque lo dañan. La mejor opción que podemos encontrar es meterlo a la ducha.

-Cierres sin suciedad. Si éstas no quedan bien limpias, a la larga se acabarán estropeando, y será muy costoso poder reemplazarlas.

-Secado. Después de limpiarlo, el siguiente paso consiste en secarlo. No debe dejarse al sol porque se reduce la flexibilidad del mismo. Lo más conveniente es buscar un lugar a la sombra y bien ventilado.

-Guardarlo en el ropero. Ya limpio y totalmente seco, hay que guardar el neopreno en el armario, y para tal función elegiremos una percha de plástico o madera para que la zona de los hombros no se deforme. Se desaconseja el uso de pinzas porque dejan marcas. Y para colgarlo es conveniente hacerlo del revés, metiendo los brazos dentro y situando la zona de las piernas sobre la percha.

Y el último detalle, si tenemos previsto dejarlo guardado durante una larga temporada, se centra en echarle polvos talco y cubrirlo con una bolsa, evitando que el aire y la luz incidan de forma directa.

Con estos sencillos y prácticos consejos lograremos que el traje de neoprene esté perfecto y en un estado óptimo para encarar el próximo entrenamiento o triatlón.