Desisa, ganador de 2013, volvió a ganar el Maratón de Boston

El Maratón de Boston 2015, la carrera de 42.195 metros más antigua del mundo (1897) tuvo como ganador a Lelisa Desisa, el mismo etíope que se llevó la edición más trágica, la de 2013, donde tres personas murieron a causa de un atentado terrorista. Hace dos años, Desisa ganó con un crono de 2:10:22, que rebajó en esta ocasión para detener el reloj en 2:09:17.

Pese al buen cartel de la prueba, con cuatro atletas sub 2h 05, no fue un maratón rápida, algo que se pudo saber ya con el flojo paso de la media (1h 04:01). Eso dejó vía libre para el lucimiento de algunos outsiders como el estadounidense Dathan Ritzenhein, que desafió al pelotón de africanos hasta el kilómetro 30 con su ataque. Pero en los últimos 10 km, el ritmo se tornó frenético hasta quedarse sólos en cabeza el keniano Wilson Chebet, el etíope Tsegay y Desisa, que atacaría este último para llegar en solitario a la meta de Boylston Street.

Minutos antes lo había hecho la keniana Caroline Rotich, ganadora de la carrera femenina (las mujeres salieron media hora antes) que marcó un crono de 2h 24:55. Pudo con Mare Dibaba, que llegó a cuatro segundos (2h 24:59). La estadounidense Desiree Linden, que cargó con el peso de la carrera fue cuarta (2h 25:39). La maratón más antigua del mundo recupera poco a poco el ánimo tras la tragedia de 2013, un ejemplo es el de Rebekah Gregory, superviviente de aquel atentado, que ayer se colocó el dorsal de nuevo.

Juanma Bellón