El cansancio post-deportivo

Por lo general mientras se están realizan los ejercicios nuestro cuerpo se encuentra en excelentes condiciones, pero al concluir la rutina sentimos un cansancio intenso en todo el cuerpo. Esto puede estar generado por diversos factores, que debemos tener en cuenta para que el entrenamiento resulte algo placentero.

Algunas de las posibles causas del llamado cansancio post-entrenamiento son:

La deshidratación: Debemos beber líquidos antes de comenzar la actividad física, durante el desarrollo de ésta y al concluir, sin esperar a tener sed, ya que cuando llegamos a esa instancia nuestro organismo ya está deshidratado. En cuanto a la cantidad de líquido a beber, esto es relativo y varía de acuerdo a cada persona y también al clima.

El sobre-entrenamiento: Es otra de las causas que genera cansancio y también dolores musculares intensos una vez finalizados los ejercicios. Para que ello no suceda debemos procurar no excedernos con los ejercicios y limitar el tiempo de ejercitación.
Lo ideal es seguir el consejo de un entrenador que nos dirá los ejercicios que debemos realizar y el tiempo que deben durar. Por otra parte, se debe descansar entre uno y dos días en la semana cuando se realizan entrenamientos constantes.

Padecimiento de enfermedades: Una enfermedad muy frecuente y que suele causar cansancio post-entrenamiento es la anemia. La reducción de hemoglobina en nuestro organismo es causante de un cansancio generalizado, ya que esta heteroproteína es la responsable de realizar el transporte del oxígeno a las células con el fin de producir energía.
Existen también otro tipo de dolencias como problemas cardíacos, diabetes y hasta la gripe, que puede ser las causantes de ese cansancio físico.

Acumulación de ácido láctico y espasmo muscular: Muchos atribuyen a la acumulación de ácido láctico el hecho de sentir cansancio y dolor durante y después del entrenamiento y otros sustentan la hipótesis del espasmo muscular, ya que las contracciones fuertes causan una merma en el fluido de la sangre al músculo que está trabajando.
Esta hipótesis ha podido probarse a través de una electromiografía, que muestra que en determinados casos los músculos fatigados fallan en el intento por relajarse de manera completa después del ejercicio.

Lic. Mariano de Alzáa
Osteopatía

Deportología

Kinesiología

Prof. Univ. Educ. Física

http://osteopatiaydeporte.com.ar/nuestrapropuesta.html

Seguinos en www.facebook.com/osteopatiaydeporte
TEL 15-5567 3748