El grafeno en el calzado va a revolucionar el running

Las zapatillas de grafeno son 50% más resistentes, 50% más elásticas y 50% más duraderas que cualquier otro diseño.

El grafeno proviene del grafito, mineral de carbono que es el más resistente de la naturaleza: 200 veces más fuerte que el acero estructural y más duro que el diamante y, a pesar de ello, es increíblemente ligero y flexible.

El grafeno es bidimensional por su fina estructura y puede llegar a flexionarse hasta en un 20% sin llegar a sufrir daño alguno, además, presenta una extraordinaria conductividad térmica y eléctrica, y es sumamente ecológico.

En el 2018 la marca británica, Inov-8, sorprendió al mundo cuando anunció las primeras zapatillas de running hechas con grafeno, se trata de la gama G-Series, compuesta por tres modelos: uno para Trail Running (Mudclaw G 260), otro para Asfalto (Terraultra G 260), y un tercero para CrossFit (F- Lite G 390).

Las G-Series se presentaron como una línea extremadamente resistente, capaz de durar entre 1.600 y 1.700 km, a diferencia de los 600 u 800 kilómetros que tiene como tiempo de vida un calzado deportivo convencional. Un diferencial muy bien recibido por aquellos runners que acostumbran cambiar un promedio de 2 zapatillas al año.

El director de marketing y de producto de Inov-8, Michael Price, explica que durante mucho tiempo han trabajado con el National Graphene Institute en la Universidad de Manchester para traer el agarre más duro del mundo al mercado del calzado deportivo.

“Antes de esta innovación, los corredores tenían que escoger entre una suela con buena adherencia, pero que se desgasta más rápido o una suela dura y más resistente, pero menos adherente. A través de una investigación intensiva, cientos de prototipos y miles de horas de pruebas, tanto en el laboratorio como en el campo, los atletas ya no necesitan elegir entre una u otra”.

Fuente: https://elcomercio.pe