El Maratón de Buenos Aires tiene nuevo récord

En uno de los maratones más notables de esta temporada a nivel mundial, el keniata Saina Emmanuel Kipkemboi, de 26 años, se quedó con los 42K de Buenos Aires, con un registro de 2h5m21s. Así, en la histórica realización del Maratón Internacional de Buenos Aires, a cargo de la Asociación Ñandú, Kipkemboi tuvo a su compatriota Barnabas Kiptum como escolta con 2h09m19s. Cabe destacar que Kiptum era el dueño del récord de circuito (2h09m43s) desde 2017. El tercer lugar fue para el peruano Christian Pacheco, con un tiempo de 2h11m19s.

La marca de Saina Kipkemboi también pulverizó la mejor performance histórica de un maratón en territorio sudamericano. Dicho registro pertenecía nada menos que al flamante récordman mundial, su compatriota Eliud Kipchoge con 2h08m44s hace dos años, cuando ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río.

Completando otra jornada victoriosa para los keniatas, Vivian Jerono Kiplagat triunfó entre las damas con 2h29m03s, convirtiéndose así en la primera mujer que baja de 2h30m en suelo argentino. Vivian unió esta victoria al que recientemente logró en los 21k de Buenos Aires, cuando fue la primera mujer en bajar de 1h10m para esa distancia en nuestro territorio. Jerono fue escoltada por su compatriota Leah Jerotich (2h32m58s) y por la etíope Amelework Fikadu Bosho, ganadora en 2017, con 2h34m56s. Cuarta quedó otra keniata, Faith Jeruto Chmaoi.

“Este es el Berlín de Latinoamérica”, manifestó el titular de la Confederación Sudamericana de Atletismo, Roberto Gesta de Melo durante la ceremonia de premiación debido a los récords logrados por los atletas africanos.

Más de 9000 corredores formaron parte de esta 34ª edición del maratón que también incluyó el Campeonato Sudamericano de la especialidad. Cristhian Pacheco, el atleta oriundo de Perú que, como se ha mencionado, finalizó tercero en la general, ganó el título sudamericano de caballeros (2h11m19s), superando al paraguayo Derlys Ayala (2h13m41s) que mejoró en casi tres minutos su récord nacional. La medalla de bronce del Sudamericano fue para otro peruano, Nelson Ito (2h16m29s).

El bragadense Miguel Angel Barzola (2h16m47s), el mejor argentino, terminó cuarto en el Campeonato Sudamericano y séptimo de la general. El segundo argentino y quinto sudamericano fue el concordiense Martín Méndez (2h18m04s). Mariano Mastromarino, de Mar del Plata, que había peleado la punta del sudamericano hasta sobrepasar los 30 km, se quedó físicamente allí y terminó como tercer argentino (2h20m48) y onceavo en la general.

La mejor mujer sudamericana fue la ecuatoriana Rosa Alva Chacha que completó la prueba en 2h35m29s y recuperó su reinado regional. La siguieron las peruanas Claa Canchanya (2h39m27s) y Gladys Machacuay (2h40m58s). Luego se ubicaron las argentinas: Mariela Ortiz (2h42m11s), Marcela Gómez (2h42m38s), ambas con sus mejores registros, y la doble olímpica María de los Ángeles Peralta, quien en su retorno a la alta competencia, culminó con 2h43m48s.

El Maratón de Buenos Aires incluyó algunos de los lugares más emblemáticos, históricos y simbólicos de la Ciudad. En esta nueva edición, además, se mantuvo el alto nivel de participación que viene en crecimiento desde 2010. En 2011 corrieron 7.225 personas; en 2012, 8135; en 2013, más de 9100; en 2014, 10.335; en 2015, 11.225; en 2016, 11.724 y el pasado año, 10.418 participantes.

Respecto a los más de 9000 inscriptos, el 70% fueron hombres y un 30% mujeres. Los 42k de Buenos Aires contaron con corredores de distintos países del mundo como Argentina, Brasil, Chile , Uruguay , Colombia, Paraguay, Peru, Bolivia, Venezuela, Australia, Bélgica, Canada , China, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, Francia, Guatemala, Hong Kong, Israel, Puerto Rico, Rumania, Italia, Kenia, Ethiopia, Nueva Zelanda, España, Reino Unido, y Estados Unido que significaron un 25% de extranjeros y un 75% de argentinos.

La prueba fue televisada en directo por ESPN Run y más de mil voluntarios participaron en las tareas organizativas, incluyendo hidratación, seguridad, cortes de calles, aprovisionamiento, fiscalización y premiación.

Por primera vez, la prueba estuvo incluida en el calendario oficial de la IAAF con la categoría de “Bronze Label” y su crecimiento, al igual que el nivel y la popularidad alcanzadas por los 21k de Buenos Aires, valieron el reconocimiento del presidente de la organización, Sebastian Coe, en su reciente visita a Buenos Aires.

La Asociación Ñandú brindó atención médica a todos los corredores. Se instaló un centro móvil de coordinación con un director operativo y médico, asistentes operativos y administrativos, 60 voluntarios de Cruz Roja Argentina, 12 ambulancias de terapia intensiva con médico y paramédico, 3 cuatriciclos con DEA (desfibrilador externo automático), 3 motos de emergencias con DEA, 12 Puestos de primeros Auxilios, 1 puesto médico avanzado, 30 voluntarios con DEA en puntos fijos , 10 voluntarios con DEA en bicicleta, 1 Centro de Coordinación de Emergencias, 12 médicos (cardiólogos, especialistas en emergencias y terapistas, entre otros), 3 enfermeros y 5 hospitales públicos en alerta. Hubo en total 59 DEAs más el desfibrilador de cada ambulancia, es decir 71 Desfibriladores a disposición de la carrera.

Continuando con su tarea de divulgación, promoción y reconocimiento en el atletismo, la Asociación Ñandú entregó plaquetas especiales en la ceremonia de premiación del Maratón Internacional de la Ciudad. En esta oportunidad, se reconoció a dos de los más grandes atletas del historial de nuestro país: Delfo Cabrera y Osvaldo Suárez. En el caso de Cabrera, el pasado 7 de agosto se conmemoraron 70 años de su imborrable conquista del oro olímpico en el Maratón de Londres 1948, heredando así al otro campeón surgido de nuestra tierra, Juan Carlos Zabala. Y Suárez, por su parte, notable campeón con cuatro títulos panamericanos, además de uno iberoamericano, sudamericano y nacional, inolvidable maestro y organizador, y fue uno de los creadores del Maratón de Buenos Aires en 1984. Falleció recientemente, dejando una huella incomparable en nuestro atletismo.

También en la misma ceremonia, se distinguió a los alumnos de la Escuela Técnica Raggio, quienes participaron en el concurso de diseño para la elaboración de la medalla correspondiente a este Maratón. El primer premio correspondió a Martín Perlingieri, mientras que el segundo premio fue compartido entre Bruno Demarco, Candela López Fidel y Jenny Patiño.

Además se otorgó una plaqueta de homenaje a Paula Ricardi, esposa de Osvaldo Carrizo, quien falleció en oportunidad del reciente 21k de Buenos Aires. Ambos compartían no solo su vida en Santa Fe, sino su pasión por las carreras y los entrenamientos. La señora Ricardi describió, a través de este texto alusivo, el homenaje a Osvaldo: “Cada carrera que haga sera para vos, “OVA”, “AMORE”, en homenaje a tu fiel estilo prolijo, ordenado y sensible que te fuiste con las zapatillas puestas tan sorpresivamente que me dejó sin palabras y aliento y tal como vos escribiste “las limitaciones las ponemos nosotros” me dejaste las fuerzas para seguir adelante , para vencer esta etapa tan dolorosa y desoladora y también como vos lo escribiste, esto es para vos “donde quieras que estés” y apostar al encuentro con los otros y con el corazón. Vos con la razón, yo con el corazón, dilema eterno para el ser humano, pero para mí hoy resuelto… lo esencial es invisible a los ojos, eso que tanto nos unió.”