Eligiendo zapatillas para correr: tips con lo qué necesitás saber

Cada uno tiene diferentes necesidades. Todo tipo de cosas – desde su biomecánica, el peso, las superficies donde entrenamos y, obviamente, la forma de los pies – significan que una zapatilla ideal para una persona puede ser terrible para otra.

Dividimos nuestras zapatillas en tres categorías principales (estabilidad, rendimiento, neutrales y minimalistas):

Estabilidad

Recomendada para corredores que tienen una pronación leve o moderada y que por lo general tienen una baja de arcos normales. Estos corredores tienden a necesitar una zapatilla con una combinación de un buen apoyo y amortiguación en la entresuela.

Rendimiento

Recomendado tanto para la competición o, para el caso de quienes son biomecánicamente eficientes, para el entrenamiento. Ellos tienen diferentes grados ofsupport y amortiguación, son generalmente más ligeras y más estrechas que otras zapatillas.

Neutral

Recomendada para corredores que necesitan amortiguación máxima y apoyo mínimo en àrea media. Son zapatillas para corredores biomecánicamente eficientes (con pronación mínima) y para pies con arcos normales o altos.

Minimalista

Recomendada para corredores biomecánicamente eficientes que quieren la máxima capacidad de respuesta, es una zapatilla  despojada que no pierde su elemento de amortiguación.

El primer paso en la búsqueda de tus necesidades básicas de calzado sería preferiblemente visitar a un experto en biomecánica o un buen vendedor de zapatillas, algún minorista que tenga experiencia.

Sino te ofrecemos el test húmedo: Podés mojarte los pies y usar tu huella sobre el suelo seco o un pedazo de papel. De acuerdo a la huella que dejes, podès tener -aunque sea- conocimeintos básico acerca de tu pisada

El pie normal
Pies normales tienen un arco de tamaño normal y dejarán una huella que muestra la parte delantera del pie y el talón conectados por una banda ancha. Es el pie de un corredor que es biomecánicamente eficiente y por lo tanto no necesita un zapato de control de movimiento.
Las mejores zapatillas: de estabilidad con funciones de control de moderados.
El pie plano
Tienen un arco bajo y dejan una impresión que se parece a toda la planta del pie. Por lo general, indica un pie sobrepronado. Con el tiempo, esto puede causar muchos tipos diferentes de lesiones.
Las mejores zapatillas son de control de movimiento, o zapatillas de alta estabilidad con suelas firmes y características de control que reducen el grado de pronación. Alejate de las muy acolchadas, y las que carecen de las características de estabilidad.

 

 

El pie con arco alto
Muestran una banda muy estrecha o ninguna banda en absoluto entre la parte delantera del pie y el talón. Por lo general tienen una amortiguación eficaz.
Las zapatillas pueden ser acolchadas (o “neutrales”) y  alejate de aquellas de control de movimiento, o los de estabilidad, que reducen la movilidad del pie.

 

 

20% de descuento para nuestra Comunidad