¿Sos de los que descansan cuando se termina la subida o de los que siguen apretando?

Imaginá esta situación…

Sales a realizar un entrenamiento con tu grupo y llega la subida. Un repecho de 2 km. Te colocás bien dentro del grupo. Vas subiendo más o menos cómodo. Ves que delante van tensando y tensando y sientes que detrás, la gente se empieza a descolgar, pero tú sigues agarrado a las manetas, sufriendo y aguantando. Llegás al alto del repecho agotado, pero llegás con el grupo de cabeza, y de repente, todo el mundo se para a tomar aire y recuperar. La bajada se hace tranquila, dando tiempo a que se recupere. Los que se quedaron en la subida van entrando de nuevo en el grupo y en el siguiente repecho, otra vez a muerte hasta arriba. En la bajada, se vuelven a parar los pedales… ¿Te suena?

¿Te gustaría ser el que marca el ritmo en éstos casos?

Esto es lo que se suele hacer en los pelotones el fin de semana. Se suben a tope los repechos cortos y largos, y cuando se llega arriba, se para, tomándose la bajada con “excesivo” relax.

Hoy te voy a enseñar un truco que tiene dos objetivos.

–El primero es mejorar en la subida.

–El segundo es conseguir más respeto dentro del grupo.

Cuando entrenes la subida, una o dos veces por semana, según el momento de la temporada en el que estés, hacé lo siguiente.

Calentá bien durante 20 minutos. A tu 70 – 75% de pulso.

Una vez que termines el calentamiento, realizá el siguiente entreno en subida:

-Una serie de 4 minutos al 85% de pulso

-Descanso de 4 minutos

-Otra serie de 4 minutos al 90% de pulso.

-Descanso de 4 minutos

-Una última serie de 4 minutos al 95% de tu pulso.

-Descansa 10 minutos y vuelve a repetir otra vez las series.

El truco es el siguiente: Cuando llegues arriba al repecho, después de los 4 minutos, seguí apretando durante 15 segundos más. En cada serie. Aunque sea en bajada, pero apretá. No hace falta que tires a tope, pero sí rápido. Incluso si salís entre semana a entrenar solo, cuando venga un repecho, no pares arriba. Sigue dando pedales en la bajada durante 15 segundos. En cada repecho hacé esto; seguir apretando durante 15 segundos una vez que hayas coronado.

El objetivo de estos 15 segundos extra es doble: psicológico y físico.

Psicológico porque todo el mundo cuando llega a lo alto del repecho, interpreta que en la bajada va a recuperar. Si seguís tirando durante 15 segundos, acostumbrás a tu cuerpo, pero sobre todo a tu cabeza, de que el descanso es un poquito más adelante. Si tus rivales no tienen ese concepto en su cabeza, al cuarto o quinto repecho que les tenses nada más coronar, los habrás quedado de rueda. Estarán eliminados.

Físico porque estás alargando el tiempo de trabajo de tus músculos, mejorando la fuerza pero sobre todo la resistencia. Te estás haciendo más fuerte. Si tus rivales o compañeros de grupeta están acostumbrados a recuperar una vez se corona el alto del repecho para descansar y tomar aire, en el momento que no tengan ese descanso, comienzan a acumular más fatiga de la normal, hasta que llega el momento que lo han dado todo y se pinchan.

Este entrenamiento te dará un punto físico muy bueno pero sobre todo una fortaleza psíquica tremenda.

Serás más fuerte físicamente y además, conseguirás más respeto dentro del grupo ya que eres el que hace daño. Cuando todos comienzan a descansar, tú sigues tirando y no permites que nadie agarre aire.

Probálo y contános qué tal te fue.

Por cierto, no abuses del entrenamiento de series. Estas hay que dosificarlas para no tostarse.

Lo que sí puedes hacer durante todo el año es apretar cuando termina el repecho. Esta es una buena técnica para mejorar en la subida.

 

Pedro García

Es mucho más difícil juzgarse uno mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte correctamente, serás un verdadero sabio” (Antoine de Saint-Exupery)
Pedro García

Que pases muy feliz día

683 660 886