Tuve la experiencia de correr mis primeros dos triatlones sin el cinturón porta número y tengo que confesar la agonía que fue tener el numero agarrado con dos alfileres de gancho en mi remera, constantemente diciéndoles a los comisarios de la carrera mi número porque no me lo podía poner en la espalda al momento de pedalear y pensando de vez en cuando que me podía llegar a clavar uno de los alfileres de gancho y finalmente cuando todo termino darme cuenta que tenía toda la piel irritada y lastimada por el roce con los alfileres.

Este es un error muy común de muchos primerizos por eso la gente de NOAF tuvo la gentileza de acercarnos un cinturón porta números y Fernando Champomier (que clasificó en la posición 24 de la general) se encargo de testearlo durante el Triatlón de Baradero 2011.

Como podrán ver en las fotos el cinturón es muy práctico, ya que es de un material muy resistente y fácilmente regulable. Posee dos pequeños elásticos, uno de ellos están en un extremo móvil para ajustar la medida de cualquier tipo de número de carrera el cual a su vez posee un sistema de fijación para evitar que se mueva una vez colocado el número.

El cinturón porta número de NOAF también contiene dos elásticos para enganchar los geles y de esta manera no tener que agregarle un bolsillo extra que muchas veces resulta molesto por el movimiento que genera al momento del pedestrismo.

Otra de las cosas que son muy difíciles de lidiar al momento de correr un triatlón son las transiciones. Siempre buscamos la forma de perder el menor tiempo posible y en la T2 es cuando tenemos que enfrentarnos a las malditas zapatillas y sus cordones!

Si bien hoy en día muchas marcas están incluyendo los cordones elásticos en sus modelos de triatlón, para los mortales que no podemos pagar los precios de esas zapatillas en dólares tenemos que arreglarnos con lo que tenemos a nuestro alcance y es acá donde NOAF nos vuelve a facilitar la vida con los cordones elásticos NOAF.

Se pasa como un cordón normal, solo que en lugar del moño, está la tanca que ajusta el cordón, los extremos no quedan sueltos para evitar perder la tanca sino que se fijan con un nudo.

Esto facilita mucho la colocación de las zapatillas en el T2.

Por último y lo más importante de todo en una carrera es la hidratación, en varias ocasiones tenemos que ser muy duros con los organizadores de las carreras pero la ubicación de los puestos de hidratación deja mucho que desear en la etapa final de pedestrismo, justo cuando hay que dejar todo y estamos llegando al final nos damos cuenta que no tenemos forma de hidratarnos y Fernando Champomier puede asegurar que su puesto #24 se lo debe a la hidratación durante los 10k a pie del Triatlón de Baradero.

Utilizando el cinturón de hidratación de 2 botellas de NOAF (edición especial). Con dos botellas de 250cm3 anatómicas,  con niveles para poder tener en cada una de ellas la opción de utilizarlas para llevar geles (hasta 5 geles por botella).



Cada botella esta graduadas cada 50 cm3, permitiendo colocar un gel gel por cada uno de estos niveles y completar con agua u otra bebida isotónica. Las botellas están en contacto dentro del cinto con un material que funciona de aislante térmico para mantener la baja temperatura de los líquidos, al separarlo del cuerpo del corredor.

El ajuste del cinto es mediante velcro y posee un sistema de regulación que permite cubrir mejor los talles small, medium y large.



Para más información sobre los productos de NOAF podes visitar su sitio web en http://www.noaflojes.com.ar.