¿No ves progreso significativo en la pileta? Revisá estas reglas que utilizan los nadadores exitosos para ver dónde estás parado! 

nadar pileta triatlon entrenamiento

1. Técnica es lo primero. Siempre.

La natación, tanto como el golf, es un deporte de habilidad, lo que significa que el éxito viene más de la mano de la técnica que del esfuerzo. Pasá tiempo en el dominio de los fundamentos de la técnica carrera antes de centrarte en la potencia y velocidad.

2. Buscan apoyo.

Los mejores del mundo no alcanzan la grandeza por sí mismos. Trabajan con múltiples maestros durante muchos años para educarse a sí mismos y ser empujados constantemente para mejorar y crecer. Rodeáte de gente que tengas más conocimientos que vos y aprovechálos.

3. La pileta es su punto de reunión.

Los nadadores de élite están en el agua entre 7 y 11 veces por semana. Rara vez están fuera del agua durante más de 36 horas entre sesión y sesión.  Lanzarte al agua a menudo y de forma regular mejorará tu “sensación” para el agua. Básicamente, la natación más a menudo le permitirá a tu cuerpo recordar y retener mejor los movimientos de motricidad fina que participan con una buena técnica.

4. Ellos valoran la calidad sobre la cantidad.

Nadando sólo 10 vueltas con una técnica perfecta es una mejor práctica de natación que dar 100 vueltas con una mala técnica. Cuando las cosas empiezan a ponerse duras en la carrera, volverás a la forma en que ejecutaste la mayor parte de tu entrenamiento. Siempre tené en mente la calidad, lo cual implica consciencia sobre el estilo.

5. Se entrenan con propósito.

Cada vuelta y cada ciclo de práctica de natación deben tener un propósito o una meta. Los objetivos pueden variar entre calentamiento o recuperación, natación rápida para construir la resistencia aeróbica, o el dominio de un drill para mejorar un aspecto de la técnica del golpeo. Saber por qué estás haciendo en cada vuelta y concentrarte en lograr un objetivo pequeño, ser

6. Se divierten.

El éxito y el disfrute a menudo son sinónimos. Es muy difícil tener éxito en algo que toma horas de tanto esfuerzo sino le encontrás placer a lo que hacés. El “recreo” en el agua ayuda a crear un punto de vista mental positiva de estar en la pileta. Esta visión positiva del agua hará que sea más fácil de salir de la cama en la mañana para la práctica.