Pensá en la última vez que sacaste tu mano por la ventanilla del auto en movimiento y jugaste con el viento.

Como cambiando la forma, el ángulo y la posición de la muñeca y los dedos, podías sentir la presión del cambio de viento. Los mismos conceptos se aplican a tu forma de la mano bajo el agua.

El objetivo mientras estás nadando es crear la mayor área de superficie con los dedos, el pulgar y la palma. Cuanto más grande es la paleta, mayor es la fuerza de tracción que puede ser aplicada durante cada brazada. Crear la mayor paleta no se trata solamente de aplanar y juntar los dedos.

He aquí un rápido repaso de la dinámica de fluidos para explicar por qué la posición de la mano es realmente importante:

  • Cuando un objeto sólido se mueve a través del agua, la capa de agua circundante también se mueve.
  • Esta capa “pegajosa” de agua aumenta el área de superficie del objeto.
  • La fuerza del agua aplana ligeramente la piel de los dedos, creando un efecto tipo tela de araña.

Usando simulaciones computarizadas, el científico Alberto Minetti encontró el espacio óptimo entre los dedos para nadar: entre 3-8mm, esa es aproximadamente la distancia natural entre los dedos cuando están relajados. Al mantener una ligero distancia entre los dedos, la superficie de la mano aumenta mientras se mueve a través de la fase de extracción bajo el agua.

Con esa base, es más fácil descartar posiciones inadecuadas:

hand handling

  • Una mano en forma de copa reduce en gran medida el tamaño global de la pala.
  • Los dedos separados también pierden superficie permitiendo que el agua se deslice a través de los grandes espacios.

Apretar los dedos y el pulgar firmemente juntos utiliza energía muscular innecesaria y también crea una pérdida potencial de superficie.

  • Una mano plana con pequeños espacios entre cada dedo y el pulgar en la misma dirección, sugieren la forma óptima de la mano, ya que crea la superficie mayor durante el tirón.

Comprobá tu Mano

Incorporá drills de remo con tus manos para probar diferentes formas de la mano.

Sacá la mano por la ventana y jugá con el viento en el camino al entrenamiento de natación.