Sin dudas es un gran compromiso fijarse como meta un Maratón. Antes de empezar a sumar los costos de la carrera, las hora de entrenamiento y el número de ampollas que te salgan en los pies, también tenés que considerar los beneficios de correr 42.195 kms. en un día.

 maraton-llegada

10 – La línea de llegada

La alegría de terminar un maratón suaviza de alguna manera el rostro salado después de semejante esfuerzo. Si bien están todos agotados, basta con mirar la felicidad de todas esas personas.

 

9 – Expo Maratón

Dependiendo del maratón que participes, hay algo que es cierto, siempre vas a encontrar artículos gratis. Ya sea muestras ibuprofeno, botellas de agua o simplemente caminar por la feria y recibir barras de energía. Además siempre vas a encontrar productos que no encontrás en otros lugares. Lluvia de Geles y Medias de Compresión!

8 – Es una gran manera de explorar una nueva ciudad y celebrar la tuya!

Si realmente querés llegar a conocer un lugar, tenés que hacerlo a pie.  Si estás en una ciudad nueva, entonces es la mejor manera de recorrer distintos barrios hacélo corriendo. Si se trata de tu ciudad, mejor!, pedíle a tus amigos que vayana a animarte a lo largo del recorrido.

Por ejemplo, el maratón de la ciudad de Nueva York hace un gran trabajo en recorrer los cinco condados antes de terminar en el Upper West Side de Manhattan, mientras que otras ciudades como Baltimore, Pittsburg y San Francisco hacen un trabajo excelente y llevan a los corredores por cada barrio, parques y algún espejo de agua que valga la pena visitar.

7 – Es una experiencia increíble

 Levantarte a la mañana y sumarte a los miles de corredores esperando en la línea de partida, es una sensación irrepetible… la energía, la gente, la música y el conteo para la señal de salida.

6 – Gente totalmente desconocida animándote!

El hecho de que familias enteras acampaen para animar a completos extraños es desconcertante. Es cierto que la mayoría de los espectadores están esperando para animar a uno de los suyos, pero su entusiasmo es contagioso y por lo general siempre recibimos aliento de personas que no conocemos.

5 – Endorfinas

Te sentís que estás en la cima del mundo, qué pensás más claro, que respirás profundo…nada puede pararte -salvo el cansacio en algún que otro kilómetro-.

4 – Oportunidad de conocerse a Uno mismo

Correr es un desafío más mental que físico. Estar con uno mismo y solamente con uno mismo por la cantidad de tiempo que se necesita para entrenar y completar un maratón puede ser agotador, así que saber cómo mantenerse entretenido toma un poco de paciencia mental. Una vez que sepas cómo mantener la concentración, empujándote físicamente vas a ir aprendiendo hasta dónde podés llegar y cómo llegar hasta ahí.

3 – Comida Post Maratón

Lo primero es lo primero, disfrutar de un masaje, ducha, y unos cuantos litros de agua, pero después de los elementos esenciales lo mejor son las Comidas: pedir una cerveza y hamburguesa y disfrutarlos: te lo ganaste. Eso sí, no te olvides de hidratarte todo el día!

2 –  Una cosa menos en tu lista

Si corriste un maratón entonces queda demostrado que podés hacerlo. Al enfrentar ese obstáculo, es más probable que estés listo para enfrentar más adversidades en el camino. Puede sonar cursi, pero empujarte a ir más allá se trata de la vida misma, ¿no? Esta es una de las mejores razones para iniciar el 42.195.

1 – La dejamos para vos, hay razones que son únicas y muy propias