Disminuye el ritmo de entrenamiento para un maratón para estar en óptimas condiciones.

Disminuir el ritmo es un término común que se usa para referirse a la etapa final de entrenamiento antes de una carrera, que es cuando se desea alcanzar la condición física óptima

A continuación se explica la manera de disminuir el ritmo de manera eficaz y responsable a fin de estar en la línea de salida en óptimas condiciones.

¿En qué consiste disminuir el ritmo?

En la etapa final de entrenamiento para un maratón o un medio maratón lo que se pretende es alcanzar la mejor condición física para la carrera. El método más aceptado para lograrlo es reducir gradualmente el ritmo y la carga de entrenamientos.

La etapa de reducción del ritmo de entrenamientos comienza habitualmente unas semanas antes de la carrera. La regla general es reducir el volumen y la intensidad al correr, al tiempo que se mantiene la velocidad. En otras palabras, lo que se busca es proteger el cuerpo y guardar toda la energía para la carrera, pero al mismo tiempo se desea mantener la velocidad.

En el plan de entrenamiento My ASICS se reduce gradualmente el volumen de entrenamiento en las últimas cuatro a dos semanas antes del maratón. Si llegara a inquietarte el no estar lo suficientemente entrenado, ten en cuenta que en esa etapa es mucho más importante no entrenar más de la cuenta antes de la carrera.


Consejos para disminuir el ritmo de entrenamiento con eficacia
 
Durante la etapa de disminución del ritmo del plan de entrenamiento ten en cuenta los siguientes puntos:

 

  • Descansa bien: Presta particular atención al descanso en esa etapa. El cuerpo necesita tiempo para recuperarse y acentuar el efecto de las sesiones de entrenamiento. También asegúrate de dormir una buena cantidad de horas.
  • Haz lo que puedas: Es posible que el entrenamiento a ritmo intenso sea difícil en esa etapa, pero no te desanimes: el cuerpo está cansado debido a todo el entrenamiento. Así que solamente haz lo que puedas y después descansa.
  • Trabaja en la concentración: Durante las últimas sesiones, entrénate para mantener la concentración incluso cuando estés cansado. Esa aptitud también te servirá durante la carrera.


La etapa de disminución del ritmo de entrenamiento también podría servirte para mejorar la dieta. Es probable que ya hayas comenzado a llevar una vida más saludable con el plan de entrenamiento. No obstante, en la última etapa antes de la carrera, considera la idea de tomar medidas adicionales. El no consumir comida basura ni alcohol en esa etapa te beneficiará el día de la carrera.
 

Entrenamiento final y carga de carbohidratos 
A medida que se acerque la carrera, una de las claves principales es ahorrar energía. Dos días antes de la carrera se recomienda correr una distancia corta (de 1 km) a velocidad a fin de estimular las piernas. Sin embargo, ten cuidado de no sufrir una lesión muscular. A esas alturas no debemos correr ningún riesgo de lesión.

Uno o dos días antes de la carrera es recomendable consumir carbohidratos, esto significa comer grandes cantidades de arroz, fideos, pasta y otras féculas a fin de tener una buena reserva de combustible para el día de la carrera.