Un estudio realizado durante los últimos 15 años por el Cooper Institute de Dallas ha llegado a la conclusión de que bastarían 10 minutos de carrera intensa al día para mejorar sensiblemente la calidad y la esperanza de vida de quien lo practica. Pero lo que  más sorprende de este amplio trabajo es la constatación, según los científicos, de que los beneficios para la salud entre correr diez  ó sesenta minutos al día son casi los mismos.

En la elaboración del citado estudio, publicado en The Journal of American College of Cardiology, han colaborado varias universidades norteamericanas y un total de 55.137 personas entre los 18 y los 100 años de edad, de las cuales un 24% se declararon corredores habituales. Entre éstos, se ha constatado que la tasa de mortalidad prematura es un 30% menor y los fallecimientos por enfermedades del corazón hasta un 45% menos.

El estudio publicado por el instituto Cooper también llega a la conclusión de que los “runners” viven de media unos tres años más que los sedentarios. Incluso  los  corredores que también se declararon fumadores – el estudio matiza que en una proporción muy baja- tienen una vida más longeva.

Pero, sin duda, lo que más sorprende de este informe es que entre un runner que se prepara a conciencia para correr un maratón, por ejemplo, y un corredor “minimalista” de diez minutos al día, no hay diferencias significativas en lo referente a los beneficios para su salud y esperanza de vida.

Los investigadores matizan que este ejercicio de 10 minutos debe ser de intensidad media o alta para ser efectivo y que, aunque la investigación se centró solo en corredores, cualquier otro tipo de ejercicio vigoroso  podría tener el mismo efecto.

Por