Nunca te pongas en la primer línea, salvo que la organización te haya invitado, te rodeen los periodistas y pienses hacer podio en una carrera.

Tenés que tratar de evaluar tus posibilidades mirando a tu alrededor, colocarte adelante de otros corredores  que están esperando la señal para pasarte por encima puede no ser muy agradable, seguro te van a llover codazos por parte de competidores más rápidos, incluso podés llegar a caerte y ser pisoteado.

Y, por otro lado, acomodarte en el último lugar hará que tengas que malgastar energías adelantando a otros atletas más lentos y no puedas dar todo tu potencial.

No se trata de ser clasista, se trata de evitar problemas los primeros 5-10 minutos de carrera hasta que se vayan acomodando de acuerdo a su ritmoy así poder seguir el ritmo propio sin problemas.

Vos más que nadie conocés tus aptitudes, tu ritmo y tus tiempos.

Análisis de Abajo hacia Arriba.

1.-  Mirá los pies de tus compañeros, las suelas más estrechas son las de zapatillas más ligeras, las lleva gente que compite con frecuencia y lo hace rápido. Zapatillas de fútbol sala, aerobic, trekking, de montaña si la competición es en asfalto… tenés que dejarlas atrás.

2.- Las piernas: piernas depiladas, definidas, magras, con venas cruzando los gemelos suelen pertenecer a gente que entrena con frecuencia. Preguntáte si perteneces a ese grupo. Piernas peludas o incluso mallas que no quedan ajustadas suelen tomárselo con más tranquilidad.

3.-  La gente que va poco abrigada tiene que correr más rápido para generar calor.

4.- No te fijes en los detalles obvios. Accesorios electrónicos, elongaciones de última hora o zapatillas fosforecentes, pueden ser modas. Fijte en los pequeños detalles, en las conversaciones, en la línea de salida otros atletas comentan los ritmos que van a intentar o el tiempo final que pretenden marcar. Y si oís hablar en keniata, etíope o marroquí dejálos pasar!!!!!!

5.- Agrupáte con los tuyos. Si vas con gente con la que entrenás a ritmos parecidos o coincidís con otras personas con la que llegás a meta en tiempos parecidos, permanecé con ellos. La unión hace la fuerza, y un grupo siempre se defiende mejor que una persona sola. Si vas a correr una carrera multitudinaria donde existen cajones de salida separados por tiempos acreditados, quedáte en el que corresponde a tu dorsal y colocáte igual que en las recomendaciones anteriores, el margen de tiempo entre el primero y el último puede llegar a ser de 20′.

Cuanto más corta es la distancia más acelerada sale la gente, aunque reviente poco después, con lo que una buena colocación cobra más importancia porque puede ser peligroso revivir un encierro con cientos de personas detrás.

A la gente le gusta aparentar y a los atletas no somos menos!!

Salir en el lugar adecuado hará que disfrutes más!