Siempre hay un karma con las zapatillas de running. Si son para distancias cortas o largas? Si van a soportar la humedad de un triatlón? Si son demasiado caras para los resultados que van a generar? Si son acordes a mi fisonomía?. Acá va algo muy interesante para tener en cuenta a la hora de comprar unas zapatillas y también a la hora saber como probarlas y como tratarlas.

Para evitar lesiones, para sentirse cómodo al correr como una pantera es indispensable contar con el calzado adecuado. Sin dudas el elemento clave que necesita un corredor son las zapatillas. Por cada kilómetro corrido un corredor da entre 650 y 800 saltos, ya que correr es una sucesión de saltos.

En cada uno de estos, el peso del cuerpo cae alternativamente sobre cada pierna, duplicándose. La consecuencia es una elevada exigencia sobre las articulaciones (fundamentalmente las de los tobillos, rodillas y cadera). Es muy confortable contar con pantalones, medias, remeras, anteojos, y camperas diseñados especialmente para correr. Pero ninguno de estos es tan relevante y difícil de elegir como las zapatillas.

“El uso inadecuado de zapatillas está íntimamente relacionado con las lesiones en los corredores”, según los Doctores Kenneth Johnson de la Mayo Clinic en Arizona y Donald Baxter del Baylor College of Medicine en Houston.Antes de ingresar en el tema de la selección, es necesario conocer cómo se clasifican.

La revista Runner´s World hace una división según diferentes atributos.

* Zapatillas con buena amortización: Ideales para corredores que por su peso necesitan gran capacidad de absorber el impacto, o bien, quienes realizan la mayoría de su entrenamiento por superficies muy duras. Entre las que se pueden conseguir pueden sugerirse Reebok Mistral II DMX, Adidas Response y A3, Nike Air Max International, y Puma Cell Venom Alien.

* Zapatillas con control de movimiento: Para corredores que rotan excesivamente sus pies hacia adentro cuando apoyan. También tienen buena absorción de impacto, por lo que se las podría considerar una variedad de las de buena amortización. En el mercado un modelo interesante es Asics Gel Kayano.

* Zapatillas para terreno variado: Llamadas también de “trail running”, son ideales para correr por pasto, tierra y piedras. Se caracterizan por tener buena tracción sobre cualquier superficie y gran durabilidad. Dado el boom de las carreras de aventura, ahora se consiguen varias como Nike Air Yuba, Nike Terra Part, y Reebok Summit II DMX y Salomon.

* Zapatillas para performance: Diseñadas para corredores que quieren un calzado liviano para entrenamientos muy veloces o competencia. Es difícil conseguirlas, pero como ejemplo puede drse: Asics Tiger Paw, Adidas Rats Racer, Nike Pegasus Racer, Reebok Electrolyte II,.Puma Cellerator PR, y Fila Racer.Finalmente, una serie de consejos para recordar a la hora de comprar:

* Verificar que el calzado sea flexible (sobre todo en el arco).

* Antes de probarlas, pasar los cordones por todos los ojales.

* El calzado se debe sentir cómodo desde el primer momento. No se van a acomodar mucho al pié, ni necesitan demasiado “ablande”.

* No estrenarlas el día de una carrera. Evaluar cómo se sienten en las diferentes distancias y velocidades.

* Para quienes corren más de 40 Km por semana, comprar más de un par y alternarlas.

* Cambiarlas cuando ya se haya corrido con ellas 500 Km o bien cuando tengan más de 2 años, ya que pierden amortiguación y flexibilidad.