La triatleta profesional Lisa Norden viajó a Kenia para participar en los campos de entrenamiento dirigidos. Su ex entrenador, Darren Smith reconoció que Kenya produce los mejores corredores del mundo y quería aprender los secretos de su éxito directamente de ellos.

Norden contó que lo más importante que había aprendido durante su viaje era “la importancia del equilibrio” .

“Nos calzamos nuestras zapatillas último modelo con mucho apoyo en los talones, corremos por calles de asfalto , y en el camino perdemos mucha fuerza porque nuestros pies pierden el contacto con la superficie” rescató Norden quien además contó la dificultad que tuvo para mantener la postura de técnica de carrera mientras recorría el terreno irrgular de Kenya.

El equilibrio es muy importante en el funcionamiento y el equilibrio y muchas veces como corredores lo damos por sentado. Una de las razones por la cual los seres humanos no podemos correr hasta que tenemos dos años de edad es porque no tenemos el equilibrio necesario. Pensá en esto: Cuando corremos o estamos en el aire o tenemos un pie en el suelo en todo momento , y tu centro de gravedad, o el punto de equilibrio, se mueven continuamente hacia adelante. Sólo la mitad de la energía que tu cuerpo utiliza durante el funcionamiento en realidad va hacia la propulsión y, la otra mitad se destina a la prevención de que nos caigamso.

Se necesitan dos cosas para evitar caernos cada vez que el pie golpea el suelo durante la carrera : la estabilidad y el equilibrio. Suenan como sinónimos, pero en este caso no lo son. La estabilidad se refiere a un estado del cuerpo donde se requiere poco equilibrado activo . Viene de la alineación del cuerpo como el pie hace contacto con el suelo y la capacidad de los músculos que se encargan de evitar que las articulaciones colapsen con el impacto para hacer ese trabajo correctamente. El equilibrio se refiere a la habilidad neuromuscular de la activación de los músculos y el ajuste de la alineación del cuerpo para mantenerse erguido. Se trata de la capacidad de anticipar y reaccionar a los desafíos para el equilibrio postural del cuerpo.

Algunos expertos de campo hablan mucho de la estabilidad y la forma de mejorarla, pero no hablan mucho de equilibrio. Obviamente , los dos atributos son interdependientes . Cuanto más estable seas, menos equilibrio necesitás. Al usar un calzado adecuado, conseguirás mejorar y corregir tu zancada , además del fortalecimiento de los músculos estabilizadores, aumentando tu estabilidad como corredor y con ello reducir la energía que dedicás al mantenimiento del equilibrio.

Sin embargo , no se puede eliminar la necesidad de equilibrio , y la mayoría de los corredores -o al menos la mayoría de los occidentales- tienen un pobre desarrollo en esta habilidad, de tal manera que en realidad desperdician energía buscando equilibrio. Una de las razones puede ser la que Lisa Norden señaló: Tenemos estabilidad artificial en las carreteras que son lisas y pavimentadas además de las zapatillas que usamos. Estos factores actúan como muletas , casi literalmente , que nos impiden desarrollar al máximo nuestras habilidades referidas al equilibrio. Mientras que los corredores de Kenya crecen corriendo descalzos sobre superficies inestables, desarrollan excelente equilibrio y por lo tanto son capaces de dedicar más de su energía disponible para reenviar propulsión hacia adelante.

La esencia de equilibrio es , después de todo , la relajación . Consideremos el ejemplo de pie sobre una paddle board (tabla de remo, tipo la de surf pero mas ancha) en el agua. La primera vez que lo hagas , le vas vertir enormes cantidades de energía en tensar los músculos de todo el cuerpo en el esfuerzo por mantenerte de pie , porque tu cuerpo todavía no aprendió a anticipar y reaccionar con habilidad a los desafíos a tu equilibrio en ese entorno. Pero después de haberlo hecho un montón de veces , no sólo vas a tener mucho más éxito en permanecer de pie, pero lo vas a hacer con una dedicación mucho menor de energía para la tarea. Te vas a sentir relajado. Correr es de lo mismo . Cuanto mejor sea el equilibrio , más relajado se ejecuta , y mientras más rápido seas capaz de correr podrás dedicarle más energía a la propulsión!.

Entonces, ¿cómo se puede mejorar nuestro balance? Fácil. Bajá los entrenamientos de calle y empezá a correr en superficies irregulares, si vivís fuera de la ciudad, aporvechá los senderos, los caminos de ripio, subidas y bajadas. También dicen algunos que correr descalzo es posible. Esto mejorará el equilibrio. También podés entrenar tu equilibrio mediante la incorporación de ejercicios de equilibrio como por ejemplo, sentadillas con una sola pierna . Por último, podés agregar ejercicios de priocepción.

Eso es todo lo que hay que hacer .

Autor: Matt Fitzgerald.