Preguntémonos:

  1. ¿Qué tipo de actividad se llevará a cabo?

  2. ¿Cuál es el resultado deseado de la sesión?

  3. ¿Qué objetivos específicos se persiguen en la sesión?

 

Actividades de naturaleza repetitiva se prestan especialmente bien al acompañamiento musical, (Karageorghis, Priest, Terry, Chatzisarantis, y Lane, 2006) por ejemplo:

  • entrenamiento con pesas

  • ejercicios de calentamientos

  • entrenamiento en circuito

En cada caso, el atleta debe realizar selecciones (de una lista de pistas preferentes) que tienen un ritmo y un tempo que coinciden con el tipo de actividad a desarrollar.

La intensidad de la Actividad

Karageorghis y Priest (2009) aconsejan si un deportista cuyo objetivo durante el calentamiento es elevar el ritmo cardíaco a 120 latidos por minuto debería seleccionar una canción que tenga un tempo en el rango de 80 a 130 latidos por minuto. Pistas sucesivas deberían crear un aumento gradual del ritmo de la música para que coincida con el aumento gradual previsto en la frecuencia cardíaca. De esta forma se conseguiría un estado de activación preciso para determinadas tareas.

Estos mismos autores han descubierto la tendencia entre los atletas para coordinar intervalos de esfuerzos con partes específicas de una pista musical que encuentran especialmente energizante. Priest y Karageorghis, (2008) denominan a esta práctica: Segmentación. El efecto de la segmentación es particularmente fuerte si el deportista conoce muy bien la canción pues puede anticipar el flujo de la música. También es beneficioso para que coincida el tempo de la música con la intensidad del entrenamiento.

Procedimiento de selección

Para empezar, es necesario reunir una amplia selección de temas familiares que cumplan los seis criterios siguientes:

  • Ritmo, energización o calma, según los requerimientos

  • Letras positivas asociadas con el movimiento

  • Patrón rítmico bien adaptado a los patrones de movimiento del ejercicio

  • Asociaciones con el deporte, el ejercicio, el triunfo o la superación de la adversidad

  • Un estilo musical o lenguaje adaptado al gusto y cultura del atleta