“Entreno, siento… escribo” por Susana Avella

Estuve todo el año insistiéndote en que escribas, en TU “diario”. Ahora que está finalizando el año, en estas épocas de “cierre y balance” ¿qué voy a pedirte? Nuevamente, que escribas. No para ver qué linda letra tenés o qué tan profundo redactás, sino que escribas para VOS, para que te en encuentres con TU año, con tus mejores momentos y logros del 2016.

cuerpo estado fisico elongacion

¿Por qué y para qué es necesario escribir?

Vamos de vuelta, una vez más.

– Para que no ocupes tu cabeza con algo que puede estar en papel o en la compu.

– Porque al igual que pasa con tus hijos, a los que ves todos los días y pensás que están igual y a lo largo del año crecieron varios centímetros, frecuentemente en relación a tu deporte pensás que estás igual, que no avanzás, lo que muchas veces te lleva a desmotivarte y a abandonar aquello que empezaste con tanto ímpetu.

Cambiar de categoría, competir en varias, aumentar las distancias, cargar más peso, pasar al profesionalismo, concurrir a un camp, ser convocado a un selectivo, incorporar profesionales a tu equipo de trabajo (entrenador, preparador físico, kinesiólogo, nutricionista, psicólogo, deportólogo, masajista, etc.) o espacios que te enriquecen con nuevas técnicas y herramientas hacen a tus mejoras y logros como deportista.

– Para que veas tus pasos, tus logros, uno debajo de otro, muchos, pocos, grandes, pequeños, significativos, gloriosos, increíbles, esforzados, merecidos, y ellos cimenten tu autoconfianza y te lancen en la búsqueda de nuevos desafíos, acordes a tus posibilidades y recursos.

– ¿Y si los logros hubiesen sido pocos? El verlos te ayudará para tu planteamiento de metas y objetivos en el año entrante. Repensar y reflexionar por qué no pudiste alcanzar lo que esperabas. ¿Hubo muchos distractores? ¿Te dispersaste en varios focos? ¿Eran objetivos excesivos, ambiciosos? ¿Te lesionaste? ¿Tuviste problemas laborales/ personales o de otra índole?, etc.

– Para que dediques un tiempo a “recortar” tus mejores momentos del año, los plenos, los de disfrute, los que evocan las mejores sensaciones, los que tenés que tener a mano (en la “mochila o neceser psicológico”), cuando flaqueés, cuando quieras tirar la toalla, esos que te van a “rescatar”, del abandono y de las excusas.

– Para saber también qué perdiste, qué soltaste y qué inauguraste gracias a eso. ¿Qué carencia dejó a la vista? ¿Qué tuviste que salir a buscar? ¿Qué movilizó en vos?

Te invito a que lo hagas, a que encuentres tu propio estilo, telegráfico, frondoso, escueto, ampuloso, etc.  para expresar tus vivencias, tu recorrido de este año de trabajo que concluimos.

Lic. Susana Avella

Psicóloga – UBA

MP 93.258

http://psicodeporteando-susanaavella.blogspot.com.ar/2016/12/entreno-siento-escribo-escribir-era-mi.html