Girl…you are an IRONMAN! por Rocío Neyen Martínez

Es difícil acordarme de absolutamente todo y no sonreír….

La semana previa a la carrera la carga de entrenamiento disminuyó notablemente, en este momento es importante entender que HAY que descansar, obligatoriamente, que lo que no hiciste hasta ese momento no lo vas a cambiar y que esa semana casi lo único importante es, al estilo del gatito naranja Garfield, comer y dormir bien.

Me considero una persona bastante organizada, entonces por supuesto que a lo largo de la semana fui armando los bolsos y separando la ropa que me iba a llevar (eso hizo que el dia anterior al viaje casi solo tenga que guardar el cepillo de dientes y no esté corriendo de un lado al otro).

 

Esa semana empecé a recibir llamados de gente que, sinceramente, no esperaba. Me llenaron aún más de energía, me dieron consejos y me transmitieron tranquilidad.

 

La carrera fue el domingo,  yo viajé el miércoles 27, ese día fue un día perdido. Salí de casa 3am y llegué a Floripa, entre conexión y trámites, a las 15, entre el check in etc etc terminamos almorzando a las 17-18pm y de ahi directo a la cama hasta el otro día 7am donde realmente me conecté con la situación.

 

A partir del jueves la gente empieza a llegar en gran cantidad, ya se palpita por la calle lo que está por venir, se ven remeras, camperas, viseras, mochilas, medias de compresión, todo, mientras más ironman mejor!

 

El jueves hicimos la famosa nadada oficial de aquasphere en la largada de la carrera, estaba bastante inquieta asique me vino muy bien moverme un poco. Los que me conocen saben que en el mar me siento muy comoda así que estaba un poco picado pero nada llamativo. Nadamos unos 20 minutos. Me encontré con gente amiga, gente que veo en estos eventos y gente querida. Los dias previos habia llovido bastante y el jueves fue el primer día mas o menos limpio aunque un poco nublado. La temperatura? Excelente. Apenas una camperita deportiva durante la mañana y despues remera todo el dia.

 

Después de la nadada fuimos a la “expo Ironman” y acá más de lo anterior (remeras, gorras, vinchas, viseras, medias, etc etc etc) y mirando la situacion un poco abstraída de todo entendí cuan fáciles de reconocer somos!!
En la expo, retire mi Kit, ya sabía como era todo asique no lo volví  tan loco al chico que me atendió. Bolsa blanca, bolsa azul, bolsa amarilla, bolsa roja y bolsa verde. Número casco, número bike, pulsera con número de atleta, chequeo de datos (confieso que me dio un poco de impresión cuando me pregunto grupo sanguineo y alergias a medicamentos!!).
Listo, kit check ✔
Almuerzo en Jureré con amigos, paseo y vuelta al hotel para hacer una corridita, unos 6km para aflojar las piernas y relajar. Las piernas me gritaban que ya estaban listas asique mas confianza para mí! Las cenas todos los dias fueron temprano asique tipo 22 ya estábamos en la cama.
Hasta este momento mi vida era un fiesta.

 

El viernes, no voy a mentir, no suele pasarme pero me pasó. Estaba nerviosa, insoportable, ansiosa, lloraba y me reía a la vez (tengo un termino clínico desde mi profesión pero no voy a usarlo) y para coronar esto mi hermano me manda un mensaje diciéndome un montón de cosas lindas, casi me deshidrato, casi me divorcio, casi me quedo sin amigos y casi me suicido, todo junto a la vez!!!!! Por suerte me duró poco y me supieron entender. El viernes se pedaleó un poco pero nos agarró un aguacero asique nos volvimos enseguida. A la tarde una corrida de nuevo, paseo por la expo y a la noche la cena de hidratos del Ironman.  Y gracias a Dios se terminó el dia porque sino me mataban! Lo que sentí fue una mezcla de ansiedad, con miedo, con incertidumbre…nose, cosas de mujeres!!!

 

Sabado 30: este es el día del check in de la bici…por supuesto a las 9am ya tenía todo listo, los nervios habian bajado lo sufuciente para disfrutar de absolutamente TODO. Mis bolsas estaban listas y chekeadas y re contra revisadas y no me faltaba nada, estaba super ready!

 

Tanto que me acosté a dormir y me dormí la siesta dos horas, me levanté y no sabía si era mayo de  2015 o febrero de 1880, lo cual me hizo pensar en que todo estaba bien, ya estaba en mi centro y volvía a ser yo en todo sentido.

 

Mi entrega de bici era entre las 18 y las 19 y en esto son bastante estrictos, no dejan entrar antes a quienes no les corresponde, asique me prepare unos mates, alisté las bolsas, me subí a la combi y fui para el check in. Allá me encontré con gente amiga e hicimos el check in en grupo, y estuvo bien! Ahí te chequean que todos tus datos esten correctos, dejas la bici en el rack, la tapas cual mamá arropando a su bebé, entregas las bolsas (la azul y la amarilla) y vas a la pintada de numeros, aca tipo tatoo bazooka te chantan tu numero en los dos brazos y ya esta, no hay vuelta atras (yo tampoco la queria!!!). 
Después de todo esto vuelta al hotel, los amigos me estaban esperando para cenar (mega temprano) y ver si se lograban dormir algunas horas de corrido. Pasamos una buena noche, yo dormi bastante, a las 21 ya estaba en la cama y creo que 21.30 a mas tardar ya estaba en sueño REM hasta el otro dia que a las 4am solo el despertador.
Aca empezó realmente todo…..
No tenés que ir con nada al parque cerrado porque todo ya esta allá, excepto si queres llevar algunas de las bolsas de “special needs” que son bolsas que dejás tanto en el circuito de bici como en el de corrida si es que considerás que necesitás algún abrigo o algún objeto extra durante la competencia. Yo solamente me dejé una remera manga larga por si se levantaba algo de frío en la corrida (no la usé).
Desayunamos en grupo, tranquilos, por suerte estuve con personas que tenían mas experiencia que yo asique esto fue un gol de media cancha! Todos me entendían y tenían la palabra exacta que necesitaba en cada momento.
Se desayunó y se partió al Parque cerrado. Había que chequear la bici, que la presión de las gomas esté bien, que las bolsas estén en su lugar etc etc. Todo iba sobre rieles. La bici estaba muy bien, no le puse mas presion porque no la necesitaba y de paso relojee a todas las que estaban en mi categoría alrededor mío (jajajaja).
De acá a la largada….de noche completamente. De esa noche que a los que no vemos muy bien como yo hasta nos marea, se veían personas abrazando a su familia, el ruido del mar, flashees de fotografos, música baja aun y poca gente…era muy temprano, habíamos llegado con tiempo. Pablo me decia que faltaba mucho pero yo fui a probar el mar, fui y aprovechando que no había casi gente charlé con el para que se porte bien conmigo y me deje tener una buena carrera. Amo el mar, lo respeto, pero no le tengo miedo, asique no me preocupaba mucho esta etapa.
No me preocupaba hasta que empezó a llegar TODA la gente a la largada, el par de miles que éramos era un poco impresionante….lo impresionante era tener que meterte a bracear entre medio de (mayormente) cuerpos grandotes y con mucha fuerza. En la largada tuve la bendición de tener a un gran gran gran triatleta (KEN GLAH) cerca mío,el no corria pero nos conocemos de algunos viajes, y el me dijo las palabras justas para ese momento y hasta me dio un cariñoso abrazo y yo tímidamente se lo devolví. Despues los encontré a mis entrenadores que tambien como siempre tienen la palabra justa, a mi partner of life y listo: Fue lo que faltaba para coronar ese hermoso momento.
El sol salió, besito para todos los amigos y ya se largaba….
diez nueve ocho siete seis cinco cuatro tres dos uno boooooooooooooooooooooooooommmmmmmmmmmmm, al agua!!!!!!!!!!!!!!
A correr como si te estuviera persiguiendo un chita para abrir un poco de metros a la masa y yo particularmente buscaba quedarme sin aire por 400 metros para separarme al menos un poco y no recibir golpes.
En la boya lejísimos no podía creerlo, me encuentro con uno de los chicos y nos empezamos a reír porque no nos podíamos encontrar ahi, era casi imposible y si lo planeas no te sale.

 

Cuando llegué a la primer boya me sentía Rose cuando se hunde el titanic y ella sale del agua y empieza a llamarlo a Jack. Esa imagen de miles y miles y miles de personas gritando en el medio del mar, así me sentía yo! jajajajja por suerte esto no me paraliza y me di cuenta de cuanto lo estaba disfrutando.
Nadé bastante de más porque no me supe orientar bien y la verdad entre tanta gente uno hace mas o menos lo que puede….
Salí del agua con mayor tiempo del que esperaba pero la verdad, no me preocupaba demasiado. Faltaba tanto!!!!!!!!
Parque cerrado a agarrar la bici, la bolsa, vestirme y salir por los 180km de bike.

 

Yo no podía creer donde estaba!! era una locura, todo preparado para nosotros, la alegría que tenía era infinita. A los pocos kilómetros de la bici me encontré con Pili, compañera de categoría y amiga de varias carreras, asi que fuimos trabajando juntas todo el resto del recorrido. La verdad, me empecé a sentir con ganas de bajarme en el kilometro 165…pero ya me bajaba!!! asique todo estaba bajo control, me concentré mucho en estar atenta, en no hacer macanas por descuido o cansacio y ponerme en riesgo ni a mí ni a los demás.
El circuito de la bici tiene tres subidas a los morros que las bajadas son a 70km/h y les aseguro que si no tenés todas las luces prendidas no contás el cuento. Las subidas son igual de lentas! Y la última subida parece que estás escalando el Everest con una mochila de 1000 kilos y sin agua. Se hace eterna, pero todo pasa. Y yo ya me estaba por bajar!
Entrada a Jurere, la gente esta terriblemente animada, y te grita todo el tiempo asique eso te motiva mucho.

 

Entrada de nuevo al PC, agarrar la otra bolsita, la bici no hay problema porque la organización se la lleva y la acomoda (like a pro), no me cambié y salí a correr.
Rumbo al maratón…..
Salgo del PC riéndome, hablando con la gente, estaba en mi salsa, no podía más de alegría. Cuando miré el reloj, se habia apagado! pero nada me iba a opacar ese momento.
Por suerte habia uno de los amigos de espectador y en cuanto le grite lo que me habia pasado no dudo en sacarse su reloj y dármelo. Lo que más me importaba era saber en que momentos tenia que ingerir alimento, despues de tantas horas perdés la referencia del tiempo (y del espacio y lugar también) entonces necesitaba saber al menos cada cuanto pasaban 40 minutos. Hice casi toda la primer vuelta de trote de 21km con uno de los chicos, el tiene bastante mas experiencia que yo asique me sirvió mucho y lo iba copiando, si el caminaba en la subida, yo caminaba, si el la trotaba, yo la trotaba (Gracias Andy!!!!!) asique asi fuimos, medio riéndonos, medio charlando, haciendo toda la primer vuelta, viendo a los demás que algunos ya estaban corriendo, otros que se bajaron más atrás de la bici, a algunos pasamos, otros nos pasaron, pero teníamos las mismas ganas y todos estabamos peleando por lo mismo.

 

Las subidas en la parte a pie… todas las que hay son bastante violentas, una en particular, la más famosa, se parece a una pared. Es bastante dificil hacerla corriendo y no sentir que estás caminando sobre 90 grados para arriba, de ida las hice caminando pero a la vuelta me sentí mas confiada y las corrí. Los puestos de hidratación están cada 3km aprox asique se hace facil tener referencias de las demas personas.

 

Mi compañera de bici venía atrás, la primer intención fue correr con ella pero como aparecio Andrés, el marcó el paso y fuimos. Llegamos al primer retome y yo me sentía super bien, algunos malestares estomacales, pero nada que (hasta ese momento) no pudiera controlar.

 

Pegamos la vuelta y volviendo a Jurere, me separo de Andrés y sigue cada uno su ritmo. Aca volvés al retome inicial, donde esta toda la gente y esos kilómetros son bastante amenos de correr, hay gente por todos lados gritando y alentado, música, fotos, etc, el tema es cuando te alejas, pero todavía estaba fuerte!!!

 

Km. 20 me empieza a molestar cada vez más el estómago y sabía que si no hacía una parada al baño la iba a pasar peor. Hay baños bastante seguidos asique cuando encontré uno que me cerraba donde estaba paré. Fue necesario, después de esto salí a correr a recuperar lo que en mi cabeza había perdido. Los kilómetros pasaban, veía gente que caminaba pero yo cada vez me sentía más fuerte, más animada, con más ganas de correr, me cruzo a uno de los chicos de frente y me grita “Rooooooooo….acordate que faltan 20km” y yo pensaba para mí.. “en mi vida tuve algo mas controlado que esto” jajaja.

La verdad es que corrí el maratón con alegría, con felicidad, no caminé en ningún momento, disfruté estar ahí, disfruté hacer todo un día lo que amo hacer, disfruté estar ahi con la gente que amo, con la gente que me quiere y disfruté sentir tanta energía que me llegaba de por un lado mi hermano y familia siguiéndome, mis amigas que se juntaron especialmente para seguirme por internet, mis amigos del tria que me animaron todo el tiempo y de todas las personas que me cruzaba en el recorrido que siempre daban una palabra de aliento.Si sufrí ? 

 

No.

Llegué a la conclusión de que por mas difícil y inalcanzable que algo parezca, cuando trabajás duro y responsablemente para conseguirlo, se puede. SIEMPRE SE PUEDE.

En cada vuelta veía la cara de mi entrenador y algo entendía de lo que pasaba pero lo mas gracioso fue que me di cuenta de todo cuando llegue al arco. Yo estaba corriendo sin reloj (con tiempo total) así que la verdad no sabia cual era mi tiempo, no iba a buscar eso tampoco porque no sabía con que iba a encontrarme, pero cuando llegué y vi ese tiempo y saqué unas cuentas mentales entendí lo bueno que había sido mi debut, podría haber sido mejor ? sin duda, Pero puse lo mejor que tenia ese día y salió.

11 horas 15 minutos.Y lo que más me gustó de todo esto es que me quedé con la sensación de lo cómoda que me sentí en esta distancia…así que a descansar y a buscar nuevos objetivos!!!!!!

Gracias a todos los que estuvieron allá y acá conmigo!!!!!!!!!

 

“The future belongs to those who believe in the beauty of their dreams. “



#FOLLOWYOURDREAMS