Giro de Italia: El fotógrafo que causó la caída de Daniele Colli ahora lo denuncia por lesiones

El ciclista italiano tuvo que abandonar el Giro tras romperse un brazo al chocar contra el teleobjetivo de un fotógrafo que no iba acreditado.

Los aficionados al ciclismo tendrán a buen seguro grabada la imagen de Deniele Colli tumbado sobre el asfalto con uno de sus brazos doblado en un ángulo tan doloroso como antinatural. El suceso tuvo lugar este pasado jueves en el Giro de Italia, concretamente en el municipio toscano de Castiglione della Pescaia, cuando un fotógrafo atravesó las vallas de seguridad con su cámara de fotos y dio lugar a una montonera que terminó afectando a la prueba general.

Colli ha tenido que retirarse del Giro con un brazo roto, mientras que el madrileño Alberto Contador, líder de la etapa, terminó con un hombro dislocado. Pero el incidente dista mucho de quedarse únicamente en lo físico y deportivo.

Colli, que ayer fue dado de alta del hospital y se recupera de la fractura, ha presentado una denuncia por lesiones personales. Un suceso en el que se ve involucrado el mencionado fotógrafo, Marco Caruso, que no iba acreditado e invadió el circuito con su teleobjetivo, aparentemente un 70-200 mm f2.8 L de Canon.

Tanto Colli como su equipo, el Nippo-Vini Fantini, han mostrado su rechazo al comportamiento de fotógrafos como Caruso, que ponen en peligro la integridad de los ciclistas en busca de esa preciada instantánea.

El fotógrafo también presentará una querella

Lejos de acabar aquí este suceso, Caruso, que asegura sentirse apenado por lo ocurrido a Colli y Contador, ha anunciado que ya ha dado instrucciones a su abogado para presentar una denuncia contra el propio Colli y ciertos medios por difamación. “No soy la persona descuidada y arriesgadamente descrita en los periódicos, ni el fotógrafo que repentinamente vulnera las barreras de protección. En este asunto me siento una víctima como Daniele”, asegura Caruso.

El fotógrafo, hasta ahora desconocido por el gran público, ha sido protagonista de múltiples artículos en la prensa italiana y objeto de vejaciones en las redes sociales a raíz del accidente. Caruso mantiene su inocencia, señalando que “también soy una víctima de unos medios injustamente agresivos”.