Kilian Jornet está en Mendoza para desafiar al Aconcagua

El mejor corredor de trail running del mundo está en la Argentina para cumplir su sueño: romper el récord mundial de ascenso y descenso del Aconcagua en unas 14 horas y establecer una nueva marca mundial.

Por Alejandro Gamero
gamero.alejandro@diariouno.net.ar

Con un historial lleno de medallas de oro en esquí y en la nueva modalidad del skyrunner, o mejor dicho en castellano, corredor de los cielos, Kilian Jornet se la pasó en los últimos años quebrando records por todo el planeta para ser señalado por unanimidad como el mejor corredor de montaña del mundo.

Con apenas 27 años y 1,71 de estatura, este catalán que es una celebridad, llegó a Mendoza para poner en marcha su próximo desafío: ascender hasta la cima del Aconcagua largando desde Horcones y volviendo al punto del partida, siempre corriendo y en un tiempo estimado de poco más 14 horas.

Por eso hoy, Jornet partirá hacia los 4.800 metros de Plaza de Mulas, el campo base del Aconcagua, para hacer la aclimatación de rigor. Cuando en los próximos días haya aclimatado y se abra una ventana de buen tiempo se lanzará al gran desafío.

Semejante medallero no lo marea ni le quita el sueño. Al contrario, ayer, en rueda de prensa en la Nave Cultural aseveró: ”La victoria una vez que se alcanza ya pasó, en cambio la derrota siempre es positiva porque se puede aprender algo de ella. Por eso, bienvenidas las derrotas”.

Con ese espíritu, Jornet animó ayer su presentación en la previa a encarar el techo de América.

En tono jocoso, hasta se animó a decir que “lo del record al fin y al cabo es una excusa para poder estar aquí y conocer el Aconcagua. Si lo logro estará muy bien y si no lo consigo, habré disfrutado lo mismo, porque lo bueno que tiene este deporte es que puedes ver nuevos lugares y recorrer paisajes; la montaña es diferente en todos lados y uno siempre descubre algo nuevo”.

Sin embargo, su historial da cuenta que se toma en serio lo de los records y que el Aconcagua no será la excepción.

Es que después de su desafío cara a cara con el Centinela de Piedra, irá por más, hasta el Himalaya para plantar bandera en el mismísimo Monte Everest, la cima del planeta.

De hecho, ganó tres Copas del Mundo de Carreras de Montaña, fue medalla de oro en otras pruebas extremas del running y quebró records ascendiendo y descendiendo el Mont-Blanc de los Alpes y la cima de Áfica, el Kilimanjaro.

Encantado con Mendoza por “ser una ciudad tan verde en un paisaje tán árido y con tanto espacio para correr”, Kilian Jornet no dudó en destacar todas las bondades y los valores que deja una actividad que a simple vista pareciera destinada solo a satisfacer el ego.

“El esfuerzo y la paciencia, son claves en este deporte porque los resultados no llegan al día siguiente y eso es un valor muy importante”.

“La montaña -continuó- te enseña que no eres un super héroe, te muestra que puedes hacer y que no. Estás allí jugando con la vida, porque una imprudencia que cometes en la montaña y no vuelves a casa”.

Jornet explicó que “si bien son todos valores muy individuales, el deporte reúne a una comunidad muy fuerte, con un alto grado de compañerismo que se nota en la montaña cuando alguien está en problemas y todos atentos a ayudarte”.

►”Buscar records es una excusa para conocer lugares, eso es lo bueno de correr en la montaña, siempre hay un lugar nuevo para descubrir” (Kilian Jornet, corredor de montaña internacional).

►200 mendocinos fanáticos del running asistieron ayer a la Nave Cultural para ver y escuchar a Kilian quien contó su experiencia.

►En montaña . Obtuvo la medalla de oro en las Copas de Skyrunner de los años 2008, 2009, 2010 y 2012 y estableció varios records mundiales.
►En esquí. Obtuvo cuatro medallas de oro, una de plata y tres de bronce en los campeonatos del mundo de esquí disputado entre 3008 y 2013.