Kilian Jornet ganó la Hardrock 100 con un nuevo récord

22 hs. 41 minutos!!!

El corredor catalán consiguió la victoria en su primera participación en esta prueba de 160 kilómetros, realizada en el Valle de San Juan en Colorado (Estados Unidos). Rebaja en más de 40 minutos el anterior registro.

Kilian Jornet ya suma una gesta en su larga nómina de récords imposibles. El corredor de Salomon ha ganado la Hardrock con un registro espectacular: 22 horas, 41 minutos y 35 segundos. Jornet pulverizó el tiempo establecido por Kyla Skagss (23 horas y 23 minutos) en 2008.

Kilian perseguía desde hace tres años participar en esta carrera. Quería debutar en una prueba que otorga sus 140 dorsales por sorteo, sin distinguir entre corredores profesionales, amateurs o campeones del mundo.

La Hardrock se disputa alrededor de la cordillera de San Juán, en el sur de Colorado. Son 100 millas (160 kilómetros) con un desnivel acumulado de 20.722 metros. Los cambios de terreno y temperatura castigan a los corredores, que pasan de pisar nieve a sufrir el extremo calor en las zonas bajas de los valles.

Desde el inicio de la carrera Kilian tomó el mando. La selección de los candidatos al triunfo se produjo en los primeros 30 kilómetros. Al paso por Champan Gulch tres corredores se quedaron en cabeza con cuatro minutos de ventaja sobre el resto: Kilian, Timothy Olson y Julien Chorier.

Tras proclamarse campeón del mundo de skyruning en el kilómetro vertical y el maratón y con el reciente récord el monte McKinley aún reciente, Jornet afrontó en Colorado su primera carrera de la temporada de más de 100 kilómetros. La cumbre del Oscar’s Pass, de casi 4.000 metros de altitud, dejó en solitario a Kilian, que al paso por el avituallamiento de Telluride (kilómetro 45) marcaba 5 horas y 42 minutos de carrera. “El ritmo es muy, muy suave. Estoy sorprendido de haber abierto ya estas diferencias con el resto de corredores”, comentó Kilian tal y como recogía @iRunFar. A cuatro minutos llegaba Chorier.

Las diferencias entre Jornet y Chorier se mantuvieron en torno a los cinco minutos, mientras que Sebastien Chaigneau, ganador en 2013, era tercero en el kilómetro 83 a media hora del líder de la carrera. Al paso por Grouse Gulch (kilómetro 94), Chorier y Kilian llegaron juntos. Marcaron 12 horas y 12 minutos de carrera, 16 minutos por encima del récord de la prueba. Miembros del equipo de Kilian reconocen que había esperado al corredor francés porque estaba cansado de ir solo. Por su parte, Chaigneau entró tercero, pero los problemas estomacales le obligan a parar más de la cuenta y recibir atención médica. Durante más de dos horas se quedó tumbado a la espera de recuperarse. Finalmente abandonó.

Kilian avivó el ritmo y se distanció de su compañero de fatigas. Al paso por Handies Peak (103 km) le sacaba ya 13 minutos. La lluvia se presentó en forma de tormenta para agravar aún más el contraste de temperaturas. No es de extrañar que Kilian se tomara 11 minutos de descanso en el avituallamiento de Pole Creek (130 kilómetros). Como tampoco que se bebiera una sopa. A pesar de estar parado ese tiempo, su marca ya era tres minutos mejor que el récord de la carrera. Chorier, su inmediato perseguidor, apareció casi una hora después que Kilian.

“Corro rápido para mantenerme caliente, no para batir el récord”, se escuchó a Kilian, que en el kilómetro 146 ya pulverizaba el récord en 22 minutos. Al entrar en meta paró el tiempo en 22 horas, 41 minutos y 35 segundos. “Sienta bien sentarse”, dijo nada más llegar a Silverstone. “100 millas es un camino muy largo, me sentí cansando los dos últimos kilómetros. Hardrock era la última carrera de mi lista”, comentó tal y como recoge @iRunFar. A pesar del cansancio no sólo se alzó con el triunfo sino también con un registro desconocido en la Hardrock hasta la fecha.

 

Fuente: MARCA.com