Kilian Jornet y su próximo objetivo: récord en el McKinley

Kilian quiere conseguir un nuevo récord de trepada en la montaña más alta de Norteamérica.

Tras las dos primeras carreras por montaña de la temporada y tras menos de un mes desde que acabara su temporada de esquí de montaña, Jornet ya está en camino a Alaska e intentará batir, en aproximadamente un mes, el récord de ascensión del monte McKinley, conocido también como Denali, el nombre que tenían para esta montaña los habitantes indígenas que vivían en la zona antes de la colonización de esta parte de lo que ahora es Estados Unidos.

Será su quinto pico dentro de su mega proyecto, Summits of my Life, tras los realizados en el Mont Blanc, esquiando en 2012 y corriendo en 2013, el Cervino y el Elbrus, si bien en esta último no logró coronar la cima y se tuvo que retirar por las malas condiciones meteorológicas. De momento, esta es el único record que se le ha resistido en estos más de dos años de proyecto.

Para ello, Jornet estará aproximadamente un mes en los alrededores del McKinley, con el fin de aclimatarse e ir reconociendo una montaña diferente a las tres anteriores a las que se ha enfrentado dentro del Summits of my Life, dadas las características de frío y desnivel.

El Monte Mckinley cuenta con una altura de 6.168 metros y está incluido en el famoso listado de las “7 cumbres”, en las que están los picos más altos de cada continente. Pero también hay que tener en cuenta que esta es la tercera montaña con mayor índice de prominencia topográfica del mundo, tras el Everest y el Aconcagua.

Una de las mayores dificultades que se encontrará Kilian serán las bajas temperaturas, dada la proximidad de esta montaña al círculo polar ártico, además de que desde el campo base, lugar desde previsiblemente partirá el día del intento de récord, tendrá que superar unos 4.000 metros de desnivel positivo.

El actual record de ascensión al McKinley, según los registros oficiales, pertenece a un militar del servicio aéreo de los Estados Unidos, Ed Warren, que completó el ascenso en un tiempo de 12h29’, superando el anterior tiempo, que databa del año 2003 y que estaba en manos del reconocido montañero Chad Kelogg.

Ed Warren también cuenta con el mejor tiempo en ascender y descender la montaña, algo que logró en un tiempo acumulado de 16h46’, si bien el descenso lo realizó con esquís, es algo que también tiene pensado hacer Kilian Jornet.

Lo que también se conoce es la ruta que seguirá Kilian, la West Buttress, también conocida como la Washburn, por el nombre de su descubridor, que es la misma que utilizaron tanto Chad Kellog como Ed Warren al realizar sus respectivos records de velocidad. Esta es la ruta más concurrida por todos los que intentan subir a la cima del Denali.

La diferencia con el resto de retos conseguidos del Summits of my Life reside en que Kilian no conoce el Denali, ya que nunca ha estado allí, como así reconoció en Zegama; “nunca he estado allí, pero algunos amigos ya me han contado cómo van a ser las condiciones en ese momento del año. Sé que va a hacer frío, porque estamos muy cerca del polo, así que mi principal preocupación va a ser el tiempo.

En lo que a su planificación se refiere, Jornet nos desvelaba que “intentaremos estar a unos 4.000 metros de altura, de forma que nos vayamos aclimatando a la situación que nos encontremos. Por lo que nos han dicho, las ventanas de buen tiempo son pequeñas y hay que estar atentos. Pero también hay que ser conscientes de que cuanto más tiempo pases en altura, menos fuerzas te van a quedar para intentar el record”.

Iremos un equipo formado por Jordi Tosas, Vivien Bruchez y Seb Montaz. La idea es ir bastante ligeros, pero al tener que pasar un mes en la tienda vamos a llevar mucha comida; intentaremos instalarnos a 4.000 metros y esperar la ventana de buen tiempo para hacer un ataque por la vía normal. Si nos da tiempo, intentaremos hacer también escaladas rápidas y descensos en esquí interesantes”.

En lo que al material se refiere, Jornet confirmaba que “voy a llevar una mochila de 80 litros para todo el mes, con toda la comida, la ropa, la tienda, etc… que dejaremos en el campamento. Para el día a día llevaré una mochila de 20 litros con el material necesario para movernos por la montaña. La idea es montar un campamento subiendo todo con pulkas y hacer salidas de un solo día, volviendo a dormir al mismo sitio. Si te mueves rápido, el frío no nos afectará tanto”.

Buen Ascenso Kilian!

Fuente: Carreraspormontaña.com