La triatleta más anciana del mundo se quedó a 25 kilómetros de la gloria en el Challenge Roth

A tres días de su cumpleaños 84, la Hermana Buder nadó 3.8 kilómetros, pedaleó 180 y corrió 17, durante el Challenge Roth, lo que significó que se quedó a tan sólo 25 kilómetros de superar su propio record, el de ser la triatleta más veterana en completar una prueba de largas distancias.

El calor pudo con la monja de hierro, quien reconoció que llegaba corta de forma tras una lesión en la pelvis a principios de año y que, el calor en la competecnia realizada el sábado 19 de julio en Alemania, la había limitado aún más al no permitirla respirar en condiciones óptimas.

 La anécdota de su participación estuvo en la confesión de que había perdido un diente en el sector de ciclismo.

“Volveré a intentarlo”, aseguró la religiosa canadiense, quien aún ostenta el récord de ser la deportista con más edad en terminar una prueba con distancias IRONMAN, la cual la realizó a sus 82 años.

Fuente: Trimexico