Lance Armstrong: “Hay mucha hipocresía, yo soy el mal absoluto mientras otros se consideran leyendas”

“Ahora me doy cuenta de que a nadie le interesa saber que para vencer tenía el talento”

Lance Armstrong volvió a ser noticia en el mundo del triatlón por el duelo con Chris McCormack, una carrera que sería del agrado de muchos aficionados y que tendría una gran cobertura mediática.

El ex-heptacampeón del Tour de Francia concedió una entrevista a La Gazzetta dello Sport aprovechando que se encuentra jugando al golf en Roma. Armstrong reconoce que muchos de sus amigos llo dejron de lado, ya que como él mismo reconoce hay muchos intereses en juego. “El golf me está ayudando mucho. Juego cada día. La bolsa con mis palos me sigue a todas partes. Corro para mantenerme en forma, pero para liberar a la cabeza de los malos pensamientos, no hay nada mejor que el golf. ¿La bici? Nunca más. En el último año la he abandonado prácticamente. Sólo unos pocos paseo con los amigos. ¿Cuántos quedan? Los que tenía antes, fuera del mundo del ciclismo, los de la comunidad en la lucha contra el cáncer y los que no me abandonaron. Johan Bruyneel o George Hincapie. Con los demás se rompieron los puentes. Me despidieron de Nike y Trek. Nada de nada por parte de Jim Ochowicz ni Eddy Merckx. Entiendo que hay intereses en juego, pero algunas relaciones espero que podamos recuperar”, afirma el ex heptacampeón del Tour de Francia.

 

[Img #12314]

Lance Armstrong  reconoce su culpa pero cree que usaron como punta de lanza en la cruzada contra el dopaje y que muchos deportistas que estaban en el mismo barco se marcharon impunes. “En este momento estoy más relajado y todavía tengo muchos compromisos. Me hice cargo de mi familia, de mis cinco hijos, continúo haciendo deporte, pero el pensamiento de ser castigado más allá de todos los límites todavía no me da paz. Yo sé que soy culpable. Sé que he hecho daño a algunas personas a las que ya he pedido disculpas públicamente y a algunos de ellas me gustaría hacerlo en persona. Pero mi dolor es mil veces mayor que el “crimen” que cometí. Entiendo que me han elegido como un símbolo de esos años, a pesar de que los mejores atletas en el ciclismo y así como los mánagers y los médicos estaban todos en el mismo barco. Podrían darme una sentencia de 5, 6 y 10 veces superior, ¡pero no mil! La verdad es que en el mundo de los deportes y el ciclismo en particular, hay mucha hipocresía. Yo soy el mal absoluto, otros todavía se consideran leyendas…”, sentenció Armstrong.

 

El texano volvió a afirmar que Hein Verbruggen, ex presidente de la UCI tapó su doping positivo en el Tour de Francia en 1999. “Yo dije que con motivo de Tour ’99 Verbruggen sabía de mi test positivo por corticosteroides. Es la verdad. Desde 1990, y posiblemente antes, hasta la introducción del pasaporte biológico, el todo ciclismo estuvo influenciado por dopaje. Pero ahora me doy cuenta de que a nadie le interesa saber que para vencer, tenía el talento, la dieta, la calidad de la preparación…”, afirma el estadounidense.

 

Sobre la posibilidad de su vuelta al triatlón el americano deja la puerta abierta, lo que tiene claro es que nunca volverá al ciclismo, un deporte por el que ahora tiene rechazo. “No, la verdad no tengo ganas. De hecho, tengo un poco de rechazo al ciclismo en este momento. Corro para mantenerse en forma y tomar unas cervezas y juego mucho al golf. Y luego está mi compromiso con la lucha contra el cáncer. Las víctimas son mi comunidad de referencia”, confirma Lance.

 

Armstrong quiere dejar claro que en su regreso al ciclismo en 2009 y en la pruebas de triatlón compitió limpio. “Ya dije demasiadas mentiras y no puedo decir más. Y repito que en 2009 yo estaba muy lejos de dopaje. Creo que están a disposición las probetas y la sangre de ese año. Si alguien fuera a comprobarlo no encontraría rastros de dopaje”, asegura Lance Armstrong.

Fuente:DTRI

Qué opinás?