Lance Armstrong le salvó la vida a Arjen Robben

Antes de que el ciclista Lance Armstrong fuera expulsado de todo deporte, que el planeta supiera que un campeón se había hecho a base del dopaje y que su biografía se manchara, le salvó la vida a un hombre: Arjen Robben, la estrella naranja de Holanda y del Bayern de Múnich.

Hace más de 10 años, al enganche holandés le detectaron cáncer, al igual que Armstrong. Fue operado. Y fue en esos extensos días en que se sumió en una profunda depresión, que un amigo suyo le envió la autobiografía de Armstrong.

Era el libro “No se trata de la bicicleta”, en el que relata cómo Lance superó la enfermedad para luego encarar y llevarse 7 Tours de France.

El libro le dio un nuevo sentido a la vida de Robben, quien poco después recibió la noticia de que estaba completamente curado. Y dándole la contra a su propio destino, gritó con todas sus fuerzas su gol más importante.

“¿Por qué vas a sentirte incómodo al hablar de algo así? Ahora que estoy curado, me siento tranquilo y es bueno que lo diga. Puede ocurrirle a cualquier hombre en cualquier momento y puede llevar a consecuencias terribles. Nunca hay que rendirse”, declaró.