Lance Armstrong: “Me encantaría cambiar el pasado”

Si hay algo de lo que se arrepiente Lance Armstrong es de haber utilizado la historia de su lucha contra el cáncer para limpiar su imagen mientras trataba de defenderse de las acusaciones de dopaje. “Me encantaría cambiarlo, pero no puedo”, aseguró el estadounidense, que superó un cáncer testicular, en una entrevista con ‘cyclingnews.com’.

[Img #12117] 

A Armstrong le preguntaron por unas declaraciones -“He visto la muerte en la cara y yo no tomo drogas “- que hizo en la época en la que rechazaba haber consumido sustancias prohibidas. “Es inexcusable, es vergonzoso escuchar eso”, dijo el texano, sancionado de por vida y desposeído de sus siete títulos del Tour. “Esos son los momentos que harías cualquier cosa para decir algo diferente, o borrarlo”, agregó Armstrong.

 

“Unas declaraciones como esas y la confianza que le han dado a la comunidad del cáncer. Tomaron esas cosas en su corazón. Les dio la fe de que la historia era perfecta “, aseguró Lance, quien admitió el pasado enero el consumo de sustancias dopantes. “En mi mente aparece la culpa mil veces. Me encantaría cambiarlo, pero no puedo”.

 

Armstrong admitió que la historia de su batalla contra el cáncer le convirtió en un héroe y al abrigo de esa circunstancia, negó enérgicamente las acusaciones de dopaje. “Fui un superviviente de un cáncer, que en dos años gané en el deporte más difícil del mundo”, asegura en el extracto de la entrevista publicada el miércoles. “Puedo entender por qué se convirtió en una gran historia, que fue creciendo y creciendo”.

 

“Es la principal razón por la que las consecuencias han sido tan drásticas. Si no eres más que un hombre que gana el Tour siete veces sin ‘historia’, las consecuencias no son iguales. Pero gran parte de eso es culpa mía, debo aceptar la responsabilidad de ser tan agresivo y serio cuando se trataba de la negación. Fue un tremendo error”, se arrepintió.

 

Armstrong confesó que finalmente había reflexionado sobre sus constantes negativas del dopaje . “Dices una vez, que no y estás pegado al no. Habría sido mejor haber sido más pasivo en las conferencias de prensa. Una cosa es no comentar y superar la cuestión tan pronto como puedas y otra es buscar la confrontación y ser combativo, que era lo que era”, recordó.

 

Fuente: REUTERS