Las 10 ascensiones más memorables del ciclismo

Este artículo está inspirado en el libro de Daniel Friebe y Pete Goding,  Mountain High: Europe’s 50 Greatest Cycle Climbs.

No cabe duda que un sprint masivo tiene su atractivo, pero dura muy poco y generalmente no suele marcar diferencias significativas.
Sin duda son las etapas de gran montaña las favoritas de los aficionados por el gran espectáculo que ofrecen. Especialmente si la meta está en una de ellas. Las ascensiones legendarias del ciclismo son muchas, sin embargo aquí vamos a intentar hacer una enumeración y descripción de las más famosas.
No cabe la menor duda que la percepción de la belleza es algo muy personal. Al igual que las rosas tienen espinas, estos puertos también tiene su dificultad, en ocasiones encumbra a los osados corredores que se atreven a atacarlos, a la categoría de héroes. En otras ocasiones los someten a la mayor de las torturas.

Henri Desgrange, a la sazón director del Tour, nunca había ocultado su predilección por los Alpes frente a los Pirineos.
En 1911 que si se había sobrepasado con el Tourmalet la barrera de los 2.000 m se podía atacar el Galibier. En su cima se erigió en 1949 un monumento al fundador de la carrera francesa.

¿Y qué decir de los pasos dolomíticos? El Pordoi, tal vez el más cautivador para los ciclistas, donde Coppi cimentó su leyenda de campionissimo, o el imponente Stelvio, donde el propio Coppi pensó en 1953 «que iba a morir».
De más reciente incorporación son el temible Mortirolo. Si los Lagos de Covadonga pretendieron ser Alpe D’Huez, el Angliru surgió a rueda del Mortirolo.

En esta lista de cumbre míticas, seguramente incompleta, vamos a hacer un paseo por los puertos que afrontan las grandes vueltas,  criteriu o clásicas. La Vuelta a España, el Giro de Italia,  el Tour de Francia, la Flecha Valona o la Lieja-Bastoña-Lieja, por nombrar algunos ejemplo.

El mítico Alpe D’Huez

Sin duda alguna, junto con el Tourmalet y Galibier, son las tres cumbres “imprescindibles de la carrera por etapas más famosa del mundo: el Tour de Francia y sin duda deben formar en esta recopilación de las ascensiones legendarias del ciclismo.
Se subió por primera vez en el 1952, con la victoria del italiano Fausto Coppi. No se volvió a subir hasta la edición del 1976, con victoria del holadés Joop Zoetemelk.
Durante muchas años se acuñó la frase de que “quien sale de amarillo del Alpe d’Huez, gana el Tour de Francia”.
Sin embargo, tras los Tours del 1987  y del 1989, ganados respectivamente por Stepen Roche y Greg Lemond, frente a Pedro Delgado y Laurent Fignon, se dijo que además había que ganar una contra reloj.
Solamente tres corredores han ganado en el mismo año en Alpe D’Huez y la general final, Coppi (1952), Armstrong (2001 y 2004) y Carlos Sastre (2008).

Ascension Alpe D'Huez

El gran Tourmalet

Sus 17 Km de ascensión imponen gran respeto para cualquiera que quiera atreverse a retar a esta gran pared de 2.115 m.
Hay una fecha inseparable del Tour: el 21 de julio de 1910. El pelotón descendió el Aspin, giró hacia Sainte Marie de Campan y se preparó para atacar la ascensión del Tourmalet. Sin duda alguna, aquella cumbre estaba destinada a convertirse en la cima más visitada de la ronda francesa.

Ascensiones legendarias del ciclismo. Tourmalet

Ascensiones legendarias del ciclismo. Tourmalet

El terrible Galibier

Es a menudo el punto más alto del Tour de Francia. El Galibier conecta Saint-Michel-de-Maurienne y Briançon a través del col du Télégraphe y el Col du Lautaret. El puerto está normalmente cerrado en la temporada invernal.
Se ha ascendido un total de 57 veces,  siendo la segunda cumbre más visitada de la carrera francesa tras el Tourmalet.
Se ascendió por primera vez en el Tour de 1911, siendo el primer corredor en hacer cumbre Emile Georget.

En la boca sur del túnel, en el borde de la carretera, hay un monumento a Henri Desgrange, impulsor y primer director del Tour de Francia. El monumento fue inaugurado cuando se pasó por el lugar, el 19 de julio de 1949. Cada vez que el recorrido cruza el Col du Galibier, una guirnalda se coloca sobre el monumento.
El “Souvenir Henri Desgrange” se otorga al primer corredor en cruzar la cima más alta de la carrera francesa. Desde 1947, el  Galibier se ha cruzado 31 veces.

Monumento Henri Desgrange en Galibier

Monumento Henri Desgrange en Galibier

Listado de las cincuenta ascensiones míticas del ciclismo

Ascensiones por debajo de los 1000 m

1. Koppenberg (77m, Bélgica)

Suele formar parte del recorrido en el Tour de Flandes.
Se trata de una colina de 77 m de altitud situada en la localidad de Melden en las Ardenas. Famosa por su extrema inclinación, de hasta un 22%, amén de incorporar pavés (adoquines) en el recorrido. Sin duda una subida de extrema dificultad incluso para los corredores élite.
Son muchos los ciclista a los que les ha tocado poner pie a tierra, especialmente los que transitan en las últimas posiciones del pelotón. Una vez que se baja de la bicicleta resulta imposible volver a montar sobre ella, así que hay que ir andando hasta hacer cumbre.
Como es fácil de imaginar, es un punto altamente selectivo de la carrera.

Ascensiones legendarias del ciclismo.  KoppenbergAscensiones legendarias del ciclismo. Koppenberg

2. Muur van Geraardsbergen (93 m, Bélgica)

Geraardsbergen es un lugar de Frandes muy conocido por pasar el recorrido del Tour del mismo nombre.
Esta pendiente es subida por los ciclistas desde la carrera Gante-Gante en 1950. Desde entonces ha formado parte del recorrido de casi setenta carreras.
Se trata de una pendiente muy pronunciada que comienza en el centro de la localidad y se prolonga hasta que se alcanza una capilla ubicada en lo alto. Una rampa de 475 metros de longitud y un desnivel de 93 m cuyo máximo porcentaje es de 19,8%.
A todo esto hay que añadir que el pavimento del recorrido está compuesto por adoquines.
Sin duda se trata de una prueba de una extrema dificultad.

Ascensiones legendarias del ciclismo Muur-Kapelmuur

Ascensiones legendarias del ciclismo Muur-Kapelmuur

3. Muro de Huy (128m, Bélgica)

El Muro de Huy es una colina  que llega a 128 metros de altura. También conocido como le Chemin des Chapelles, por las siete capillas que hay en su recorrido.
Forma parte del recorrido de la Flecha Valona, subiéndose un total de tres veces, siendo la última la meta final desde 1983.
La subida es corta (1.300 m), pero de gran dureza, con rampas que llegan al 26% de desnivel.

Muro de Huy

Muro de Huy en la Flecha Valona

4. Cipressa (239m, Italia)

Es una de las 50 ascensiones memorables del ciclismo, con casi 6 Km que se sube en la parte final de la Milán-San Remo.La Cipressa es, con el Poggio, una subida decisiva en la cllásica. Esta es la penúltima ascensión antes de la meta, y algunas ediciones de la carrera se decidieron en la Cipressa. Tradicionalmente, los ciclistas esperan para escapar hasta las últimas subidasl al final de la carrera.

5. La Redoute (292m, Bélgica)

Es un famoso ascenso de los primeros de la clásica ciclista, Lieja-Bastogne-Lieja. La cumbre, a una altitud de 292 m, que se acaba tras una ascensión de 2,3 km, y una pendiente media del 7,4%, con picos cercanos al 22%.
Se encuentra a unos treinta kilómetros del final de la carrera, convirtiéndose en una de las subidas cruciales para decidir al ganador. Con la introducción de un nuevo alto  (Côte de la Roche aux Faucons) cerca de la línea de meta, la Redoute ha perdido parte de su importancia.

6. Monte Faron (584m, Francia)

Suele terminar en este monte la quinta etapa del Tour Mediterráneo, una carrera ciclista que se celebra en el Sur de Francia desde 1974.
Situado en la región francesa de Provenza-Alpes-Costa Azul, cerca de la ciudad costera de Toulon, donde el Monte predomina sobre la bahía.

7. Urkiola (703m, España)

Urkiola es el nombre de un santuario al cual se hacía una competición con inicio en Durango. La clásica comenzó en 1931, siendo el 2009 el último año en celebrarse por falta del preceptivo respaldo económico.
Se celebraba el día después de la Clásica de San Sebastián.
Sus primeras ediciones fueron organizadas por la S.C. Bilbaína, y a partir de 1936 hasta el día de su desaparición todas las ediciones fueron organizadas por la S. C. Duranguesa.

Las 50 ascensiones memorables del ciclismo. Monasterio Urkiola

Las 50 ascensiones memorables del ciclismo. Monasterio de Urkiola

8. Il Ghisallo (754m, Italia)

Esta colina, es uno de los lugares más populares para los ciclistas de todas las edades. De hecho, está en la cima de la colina en la que se han decidido algunas de las carreras más famosas de la historia del ciclismo, el Giro Italia en el Giro de Lombardia.
Por esta razón, el Ghisallo es visitado cada año por miles de atletas que van para visitar el santuario, que se remonta al siglo XVII y que alberga una pintura de la Virgen María, llamada la Madonna del Ghisallo, proclamada patrona de los ciclistas de 1949, con una carta oficial del Papa Pío XII, que atribuye este papel.

9. Croce d’Aune (1011m, Italia)

La primera de las 50 ascensiones memorables del ciclismo por encima de los 1000m se encuentra en Italia. Situada en Veneto y pertenece a los Alpes Dolomitas. A partir de Pedavena, el ascenso a la Croce d’Aune es de 8.57 km. Sobre esta distancia asciendes 665 metros, con un porcentaje promedio del 7,8%.
La Croce d’Aune es un paso de montaña situado en la provincia de Belluno, que conecta la zona de Feltre con la entrada del valle del río Cismon.

El terreno de juego se ha hecho famoso en la historia del ciclismo, ya que durante una carrera de ciclismo en los años veinte, Tullio Campagnolo Vicenza tuvo dificultades en la eliminación de la rueda trasera de su bicicleta por el mal tiempo. Se le ocurrió la idea de un mecanismo que permitía soltar rápidamente la rueda: el llamado sistema de liberación rápida, que fue patentado en 1930 y condujo a la creación de la famosa empresa de componentes para bicicletas, Campagnolo, nacido en 1933.
Para recordar ese episodio existe hoy en día en la subida al monumento a Tullio Campagnolo.
En los años ochenta Campagonlo produjo un cambio trasero de media-alta gama con el nombre Croce d’Aune.

Las 50 ascensiones memorables del ciclismo. Tulio Campagnolo

 

10. Monte Laurent Jalabert (1054m, Francia)

La côte de la Croix Neuve es un col francés situado a la altura de Mende. Es la manera de ir al monte Mimat (con vistas a la ciudad) para alcanzar también la cuenca del Valdonnez
Desde el 2005, a una parte de la cota se la conoce también como ascenso Laurent Jalabert.
Con una pendiente media del 10,1% y una longitud de de 3,1 km.

El 14 de julio de 1995, la 12 ª etapa del Tour de Francia, consiguió la victoria Laurent Jalabert.
Tubo una gran repercursión popular, por lo que a partir de esa fecha, también fue conocida como ascensión Laurent Jalabert, como una forma de conmemorar esa gran victoria..
El 16 de julio 2010, la 12 ª etapa del Tour de Francia 2010 llega de nuevo en Mende, siempre en la parte superior de la Côte de la Croix Neuve, y ve esta vez la victoria de los españoles Joaquim Rodríguez en el sprint por delante de Alberto Contador los dos hombres que contrajeron el kazajo Vinokourov (quien ocupó el tercer lugar), a unos cientos de metros de la cima de la subida. Contador toma 10 segundos y el maillot amarillo titular de Andy Schleck.

Laurent Jalabert

Laurent Jalabert

Blog del ciclismo