Los diez mandamientos del corredor

1. Los entrenamientos nunca deben ser destructivos, es decir que no puedas moverte el día posterior. Aprendé a empezar lento (el primer tercio de tu entrenamiento) y nunca pasar de dos horas aunque estés en el momento de mayor carga de un plan de maratón o ultra.

running atardecer glucogeno

2. Para asegurar que no vas demasiado rápido, deberías poder ir hablando siempre sin que se entrecorte la voz.

3. Respirá por la boca al correr, no sólo por la nariz. Con ello inspirarás más oxígeno y te resultará más sencillo y cómodo correr.

4. No entrenes según te levantes. Seguí un plan de entrenamiento. De otra forma, al final terminás corriendo siempre el mismo circuito al mismo ritmo y así llega un momento que ya no mejorarás.

5. Nunca entrenes más de 4 días seguidos

6. Aumentá la distancia que corrés gradualmente. No subas más de un 10% los kilómetros que corrés de una semana para otra.

7. No hagas series hasta que no lleves al menos 1 año corriendo. Y sólo merecen la pena si sos un corredor ya de un nivel de bajar al menos de 50 minutos en los 10 km o de 1h 45’ en medio maratón.

8. No te dejes arrastrar por la fiebre de competir todos los domingos. Al final se romperán tus músculos o tu familia!!! Lo ideal es no hacer más de 1 maratón al año, 3 medias y 6-8 carreras de 10 km.

9. Elongá siempre después de terminar de correr (hasta el punto en el que sientas tensión pero no dolor) y hacé por lo menos 100 abdominales todos los días.

10. ¡Complementá tu entrenamiento con el gimnasio! Ya sabemos que lo que te gusta es correr, pero media hora dos veces a la semana te harán entre 5-10 segundos más rápido por km. en las carreras de 10 km, conseguirán que no te des contra el “muro” en el maratón y sobre todo te mantendrán alejado de las lesiones.