Madonna Buder, la monja de 84 años que correrá Kona 2014

Después de dos años de intentos fallidos para calificar de nuevo para Kona, la Hermana Madonna, también conocida como la “Monja Voladora” (Flying Nun) finalmente calificó para este año.

Nacida el 24 de julio de 1930, Madonna atribuye su longevidad y éxito como atleta a la genética. Además dice “no he hecho nada para contaminar mi cuerpo, a excepción, quizás una bebida cuando es necesario.

A pesar de numerosos accidentes y demasiados otros incidentes locos, nuestra monja favorita del triatlón sigue en su esplendor deportivo. Y, lo hace en solitario, sin un entrenador … bueno, no realmente. “Mi entrenador es el Hombre de arriba, y, además, me dio un cuerpo al que escucho permanentemene” – me habla bastante fuerte.”. Y agrega: “no necesito ningún reloj que me diga cómo estoy o a cuanto vengo, las señales de mi cuerpo son claras”.
Ella entrena muy poco durante los duros inviernos de Spokane, Washington, donde vive. Y, durante la temporada, ella corre y viaja mucho, asique su entrenmaiento es muy aleatorio. De hecho, desde su victoria en IRONMAN Canada, corrió el Hy-Vee 5150 Campeonato en Des Moines, IA y asistió a su reunión de la clase 60 en St. Louis, apenas el pasado fin de semana.

“Mi entrenamiento es funcional”, explica. “Mientras mi cuerpo está en movimiento…”.
Cuando se le preguntó acerca de sus momentos más memorables en Kona, dijo: “es divertido porque no están relacionados con mis victorias y podios” – ha hecho más de 35 carreras de Ironman generales en su carrera, incluyendo más de 20 pruebas del Campeonato del Mundo IRONMAN-.

“Más bien, son de dos veces que no pude completar el recorrido”. En su primer intento en la Isla Grande en 1985, no llego al corte de natación por cuatro minutes ( se apura a señalar que, si las normas de lo que son hoy, habría sido dentro del tiempo de corte).

El otro se produjo en 2000, cuando algunos de los vientos más horribles jamás en una carrera en Kona, literalmente, la tiraron de su bicicleta y ella esperó casi 45 minutos para que una ambulancia llegase para atenderla. Ella recuerda diciendo ese día, “OK, Señor, supongo que hoy no abrirá el grupo de edad +70“.
La Hermana Madonna dijo una vez: “La partida a la línea de meta del IRONMAN es como llegar a las puertas del cielo. Creo que es por eso que sonrío cada vez que llego a la meta.“.

El sábado, bastante tarde a la noche, habrá, seguramente una gran cantidad de sonrisas a lo largo de Ali’i Drive cuando la hermana Madonna Buder, uno de las gigantes de nuestro deporte, cruze la línea de meta, y establezca un nuevo estándar para aquellos que seguimos.