MENS SANA IN CORPORE SANO: Las claves para que no caiga la motivación del comienzo del año

Más de la mitad de las personas que se fijan propósitos para el Año Nuevo terminan por desertar antes de que concluya el primer trimestre. No hay duda de que nos interesa mejorar, pero a veces, las prioridades o las herramientas que elegimos no son nuestras mejores compañeras para avanzar en nuestro objetivo.

La mente tiene más poder incluso que la forma física. No olvidemos que la desesperación puede hacer que levantemos el doble de peso de lo que nos creemos capaces, si es cuestión de supervivencia. Por tanto, si bien debemos prestar atención a la alimentación, al equipamiento, al clima y demás factores que acondicionarán nuestro cuerpo, la cabeza debe estar en las mejores condiciones, y para esto intervienen no sólo cuestiones intelectuales, sino también, y por supuesto, emocionales, relacionales y psicológicas.

 

Así, es cierto que la alimentación también puede ir orientada a un mejor funcionamiento de las funciones cerebrales como la concentración y gestión de las emociones, pero será esencial el descanso. Dormir alrededor de ocho horas no sólo recarga las baterías de nuestro cuerpo, sino que hace que la mente desconecte del estrés o que afrontemos con diferente perspectiva los retos. Mientras dormimos, también clasificamos información, nos inventamos historias y podemos automotivarnos con ellas.

 

Sin embargo, el descanso de la mente no sólo viene dado por el sueño, sino que ocupar el pensamiento en actividades o temas completamente distintos puede ser más reparador que media hora más en la cama. Así, el componente lúdico tan inherente al ser humano es esencial para mantenernos con buen humor. El juego nos invita a superar retos, a exprimir al máximo nuestra creatividad y descubrir nuestros puntos fuertes. Por tanto, escoger juegos que favorezcan este funcionamiento cerebral tendrá un doble valor. En la app de casino de 888 podemos encontrar diferentes títulos gratuitos de estrategia con que entrenar el autocontrol emocional, el cálculo de probabilidades e incluso la manera de enfrentarnos a los rivales en el modo multijugador.

 

Al hilo del tiempo dedicado a jugar, debemos recordar que el ocio no consiste sólo en jugar, sino también en relacionarnos, pasar tiempo con nuestros seres queridos. Es muy importante para nuestra autoestima recordar que no somos sólo máquinas de competir o entrenar, sino personas que merecen su tiempo en familia o con amigos. ¿Puede dar tiempo de todo? Claro que sí. Podemos posponer el entrenamiento a la primera hora de la mañana, recién levantados, y así al salir del trabajo o de clase podremos pasar tiempo de calidad en compañía de otros.

 

También es interesante estrechar lazos con otros triatloners; verlos como competidores siempre puede llevarnos a dejar de disfrutar del deporte, pero si vemos el éxito como un objetivo común, no nos perderemos el encanto del proceso. Entrenar juntos o sencillamente tomar un refresco con compañeros, sin practicar deporte, puede aportarnos puntos de vista diferentes. A lo mejor una simple frase puede ser una gran inspiración para mejorar.

 

Y aquí llegamos a uno de los elementos más poderosos de la mente: la inspiración. La clarividencia para llegar a nuestra meta está muy unida a los mensajes y señales que seamos capaces de captar y enviar a nuestro cuerpo. Dedicar un tiempo a conocerse lo suficiente como para identificar nuestras “palabras mágicas” para activar todas nuestras armas hará gran parte del trabajo para avanzar. Llamadas por los entrenadores “autoinstrucciones”, esta técnica psicológica consigue que pensar, por ejemplo, en que debemos abrir los pulmones mientras corremos, haga que efectivamente el cuerpo lo haga de manera eficiente. Así como Rayo McQueen se decía a sí mismo antes de correr la Copa Pistón “Velocidad: soy el más rápido”, y funcionaba, los mejores entrenadores apuestan por esta sencilla técnica para centrar el pensamiento, eliminar agentes negativos y afrontar los retos con todo el potencial a flor de piel.

 

Sentirse identificado con personajes que lo consiguieron es una técnica que no falla: el cine todo lo vuelve posible, y emocionante. Cuando veamos que nos venimos abajo, el celuloide nos devolverá las ganas de seguir peleando, ya que nos mostrará que todo esfuerzo tiene su recompensa. Nosotros ya compartimos Ironman La Película, y Netflix ofrece en distintos países 100 Metros, pero si buscas un extra de motivación sin que necesariamente el protagonista sea un triatleta, Invictus, Million Dollar Baby o incluso Turbo, originariamente destinada al público infantil, pueden aportar mucho.

 

En cuanto a la banda sonora, hay quienes se sienten más animados si escuchan música mientras entrenan, para lo que ya disponemos de diversas herramientas preparadas para ello (smartwatches, listas de reproducción, auriculares inalámbricos y sumergibles, etc.), sin embargo, este es un tema controvertido, ya que no queda claro si favorece realmente o por el contrario perjudica. De hecho, en 2013 llegó a estar incluso penado en algunas competiciones. En el ámbito personal, por supuesto, cada cual pone sus normas de cara a una experiencia lo más satisfactoria posible.