Mo Farah histórico: Paró a tomar agua en medio de la carrera y ganó los 5000 mtrs.

El británico se impuso en un final emocionante en los 5000 metros, tras detenerse para refrescarse en plena carrera.

El atleta británico Mo Farah agrandó su leyenda en Pekín conquistando por tercera vez consecutiva el título mundial de los 5.000 metros, hazaña que rubricó la pasada semana en los 10.000, una prueba en la que entró primero por delante del keniata Caleb Mwangangi Ndiku y el etíope Hagos Gebrhiwet.

Mo Farah culminó histórico ‘triple-doble’ en una final que culminó con un tiempo de 13:50.38 para quedarse con el oro. El británico comenzó las primeras vueltas tranquilo en última posición. Diseñada la estrategia pasó a las primeras posiciones mediada la prueba y asestó su golpe final en la última recta.

El ‘Nido de Pájaro’ de la capital china se rindió al ganador inglés, que pudo saborear la victoria con una entrada triunfal, casi un segundo por delante de Ndiku (13:51.75), plata. El tiempo de Gebrhiwet fue 13:51.86, ambos lejos del hombre de los Mundiales junto al jamaicano Usain Bolt. Y eso que al principio de la prueba, y producto del tremendo calor que reinaba en Pekín, Mo Farah tuvo que pasar por la zona de hidratación para refrescarse.

Con este título, el vigente campeón olímpico de ambas distancias encadena un triplete histórico por sí sólo en los 5.000 metros, y ahora se tranforma en leyenda cuando suma el oro en la distancia de los 10.000 metros.