Hoy les dejamos un checklist (lista de cosas imprescindibles) para afrontar un triatlón de corta distancia con todas las garantías.

Antes de un triatlón revisá estos puntos, así no tendrás ningún susto cuando estés en los boxes colocando tu material…

¿Qué necesito, qué tengo que comprarme?

Aquí están los 19 puntos imprescindibles para encarar un triatlón desde distancia Súper Sprint (350 m de natación, 10 km de ciclismo y 2,5 km de carrera pie) hasta uno de distancia Olímpica (1,5 km de natación, 40 km de ciclismo y 10 km de carrera a pie).

Algunos puntos, son prescindibles, y para otros hay más soluciones.

1. LA BICI

Si podés en la semana antes de la competición llevála a que te la revisen (cambios, cadena, frenos, cubiertas…).

2. EL CASCO

El casco protege tu vida. Además, si está roto o presenta alguna deformidad o problema en el ajuste los jueces no te permitirán entrar en boxes. Ojo! Sin casco no hay triatlón.

3. ANTEOJOS DE SOL

Además de proteger tus ojos de los rayos ultravioletas del sol, absolutamente imprescindible, evitarán en gran medida que en el segmento ciclista entre algo en tus ojos (desde insectos a polvo…).

4. GORRA / VISERA

Protege tu cabeza del sol y de posibles insolaciones. Tras la natación y el ciclismo, y más en distancia olímpica, el calor es un peligroso rival al que vencer. Eso sí, a los triatletas les encanta su estética, algo diferente que en otros deportes como el running, y es muy ‘trendy’ usar visera en lugar de gorra.

5. ZAPATILLAS PARA CORRER

A no ser que lo tuyo sea el barefoot o correr descalzo, no serás el primer triatleta que se mete 100 km para competir en un triatlón y se acuerda en boxes que se olvidó meter las zapatillas de correr en la mochila.  Es especial para no perder ni un segundo al ponértelas durante la transición bici-carrera. Si tu objetivo es simplemente terminar, puedes ahorrarte quitarle los cordones para usar elastizados.

6. MEDIAS

Este es uno de los puntos que te podés ahorrar si querés. O si lo preferís, sustituílo por Talco.

Lo lógico para ir rápido es no perder tiempo en ponerte medias después de la natación.  El problema es ponerte unas medias con los pies mojados tras la natación. Si practicás un poco en casa no vas a perder ni.

7. PORTADORSAL

No hace falta ni que te compres uno, aunque los hay baratísimos por 40$ cuya ventaja es que traen un sistema de click para ponértelo y quitártelo de la cintura, a modo de cinturón. Si no quieres gastarte ese dinero, en cualquier mercería de barrio puedes comprar un elástico negro, y con unos imperdibles sujetas los extremos, y no tienes ni que coserlo tras cortarlo a tu medida. El dorsal lo unes al portadorsal bien con imperdibles, o bien con los cordoncitos que algunos portadorsales traen. Lo bueno de los cinturones más profesionales es que traen compartimentos para que puedas poner los geles o lo que te dé la gana.

Con este objeto puedes mover el dorsal de la espalda al estómago con tus manos, tras bajarte de la bici, y te lo colocas rapidísimo tras salir de la natación.

8. DORSAL

Es obligatorio. En el segmento ciclista lo has de llevar visible en tu espalda. Cuando te bajes de la bici lo mueves por tu cintura al frente, para que los jueces lo vean mientras corres a pie. Tampoco serás el primer triatleta que se deja el dorsal en casa olvidado…

9. PULSERA TRIATLETA

Aunque no en todos los triatlones existe, en muchos (moda que viene de la larga distancia) te ponen una pulsera de seguridad con la que te garantizas el acceso a los boxes para entrar o para retirar tu bicicleta.

Como se te olvide o la pierdas, seguramente no podrás sacar tu bici hasta que se haga de noche… ufff.

10. CHIP

El chip en triatlón tienes que llevarlo en los tres segmentos. Por lo tanto, suelen traer un velcro para que te lo coloques en el tobillo bien sujeto. Si lo pierdes o no lo devuelves tras la prueba normalmente te cae una multa. Es habitual que un 1-2% de los participantes pierdan el chip durante la natación, y es habitual que los encargados del timing (cronometraje) pongan a alguien en la salida del agua para hacer entrega de nuevos chips. Tras la prueba tendrás que dar las pertinentes explicaciones para aparecer en la clasificación y, probablemente pagar…

11. GELES ENERGÉTICOS, BARRITAS ENERGÉTICAS

Es importante la hidratación y la alimentación durante el segmento ciclista. Los fabricantes recomiendan unos 2-3 geles por cada hora de ejercicio, aunque más vale que en este punto te asesore alguien que entienda, y no yo. Antes de un Sprint en el que lo normal es echar más de 1h10 suelo tomarme una barrita energética una hora antes, 15 minutos antes un gel, y un par de geles con ½ litro de agua de un bidón durante el ciclismo.

12. STICKERS

Lo habitual es que en la bolsa/sobre donde viene tu dorsal haya una serie de pegatinas: Una larga para poner en la tija (barra del asiento) con tu número, y otras dos para el casco. Incluso empiezan a dar ya pegatinas para ponérsela al gorro de la natación… También suele venir una pegatina para colocársela a la bolsa con tus pertenencias para el guardarropas.

13. GORRO Y GAFAS DE AGUA

Básicamente es todo lo que necesitas para la natación si la prueba es sin neopreno. Unas buenas gafas y el gorro de silicona o látex que te da la organización y que es obligatorio. En algunos triatlones los jueces te obligan a quitártelo al salir del agua (a modo de control) y en otros te lo puedes quedar.

No recomiendo las típicas gafas de natación de competición (esas minimalistas que se incrustan en las cuencas de los ojos, conocidas como “Suecas”), porque como te peguen un manotazo o una patada durante la natación es probable que te las claves en los pómulos, con la consiguiente raja, sangre… muy desagradable.

14. RELOJ-GPS…

Si quieres llevar controlado tu tiempo, tu ritmo… es un imprescindible. Además, en algunos circuitos multivueltas sólo con ver cuánto tiempo llevas puedes saber si estás a punto de terminar el segmento o si te queda alguna vuelta más… Ni que decir tiene que si es GPS ni siquiera tendrás que contar las vueltas. Los GPS normalmente no sirven dentro del agua, dependiendo del modelo, y el pulsómetro tampoco. Por cierto, en cualquier triatlón que se precie debe estar prohibido el uso de teléfonos móviles, sobre todo por seguridad.

15. EL CONJUNTO DE TRIATLÓN

No hay color. El mono de triatlón es lo perfecto para un triatlón. Suelen tener una pequeña badana para la bici, y tras salir del agua puedes abrir la cremallera para estar más cómo pedaleando o corriendo. Es mejor para nadar. Lo de nadar con un bañador y luego ponerte una camiseta es un poco engorroso y poco útil. Hay monos de triatlón de muchos precios, y si no siempre puedes preguntar a algún amigo para que te deje uno de pasadas temporadas, o apúntate a un club para poder comprar alguno a precio especial. Yo, que soy un globero, tengo ya 4 monos a los que doy poco uso.

16. LAS HERRAMIENTAS

Una cámara para sustituir en caso de pinchazo antes o durante la competición, un kit multiherramientas y 2-3 cambiadores de plástico para poder sacar la cubierta de la rueda.

17. BOTELLITA DE AGUA / BIDÓN

Un truco para evitar que cuando te subas en la bici el agua esté caliente es congelar la botellita. Como dejes la bici un par de horas en los boxes bajo el sol, muy posiblemente se ponga a 30º rápidamente y no puedas beber ni una gota…

18. INFLADOR

Aunque llenes las ruedas la noche antes, igual tienes que volver a hacerlo antes de la carrera. También puedes pinchar durante el calentamiento, por ejemplo. Con un inflador de pie podrás llenar la rueda rápidamente y sin estrés.

19. LAS ZAPATILLAS DE CICLISMO

Otro clásico que se nos puede olvidar el día de la prueba… Un pequeño truco es dejarlas ya puestas en las calas, y fijarlas con una bandita elástica al cuadro. Así puedes salir de la zona de transición descalzo (mucho más cómodo que correr con estas zapatillas rígidas) te subes a la carrera en la bici, metes los pies en las zapatillas y en cuanto pedalees la gomilla se rompe y puedes empezar el ciclismo sin perder ni un segundo de más.

Aquí un ejemplo gráfico:

20, 21, 22… LO DEMÁS

PD: Da igual que sigas esta lista o cualquier otra, siempre, siempre, te olvidas algo en casa.