Es momento de poner un poco de más atención a lo que desayunas.

desayuno

No es raro que todos los días quieras seguir durmiendo, incluso después de que el despertador ha sonado tres veces, ¡pero es momento de despertar y prepararse para el día! Es importante que comiences con una buena carga de energía para sobrevivir a una larga jornada laboral. Y para lograrlo, ¡necesitas proteínas!

Levántate un poco más temprano y dedica un poco de tiempo en preparar uno de estos tres ricos desayunos que podrás hacer con mucha facilidad. ¡Olvídate de salir corriendo por la mañana sin haber comido nada!

Te darás cuenta como tus días estarán más llenos de energía, harás las cosas con mejor disposición y rendirás mucho mejor. Además, estos desayunos ricos en proteínas saciarán tu apetito hasta la hora de comer. También son buenísimos para preparar rápido durante el fin de semana, así ya los dejas preparados para la semana y te puedes despertar unos minutos más tarde.

  1. Batido de fresas y cáñamo

Una muy buena manera de aportarle a tu organismo las vitaminas y minerales de las frutas, verduras y plantas medicinales es a través de los divertidos batidos o smoothies. Son riquísimos y facilísimos de hacer.

Esta vez le toca a las fresas y al zumo de naranja con semillas de cáñamo. Puedes preparar este batido cuando no haya nada buena en la TV, lo viertes en una jarra y lo dejas refrigerado para que lo puedas tomar por las mañanas. Como puedes ver, es un desayuno ligero, pero muy nutritivo y saciante.

Estos ingredientes contienen 8 gramos de proteínas y sirve para 4 porciones:

  • 2 tazas de fresas.
  • 1/2 taza de corazones de cáñamo (el interior comestible de las semillas).
  • 2 tazas de agua fría.
  • 1/2 taza de zumo de naranja.
  • Como alternativa, puedes agregar azúcar al gusto.

2. Pancakes de coco sin gluten

¿Te gustan los pancakes? Entonces esta saludable receta te encantará, ya que los puedes preparar de la forma que siempre lo haces, pero también puedes probar esta receta de pancakes de coco, ideales para las personas que son intolerantes al gluten ya que no contienen glicoproteínas. ¡Son deliciosas!

Como seguramente eso de madrugar no va contigo, puedes aumentar las cantidades de los ingredientes (siempre siguiendo las proporciones) y guardas la masa para luego prepararlas con mayor rapidez o las dejas listas para ir comiendo durante la semana.

Asegúrate de mezclar bien todos los ingredientes, que le resultado final sea una mezcla un poco espesa. Coloca un poco de mantequilla o aceite en la sartén y con una cuchara grande vierte una pequeña cantidad de masa formando círculos. En un par de minutos estarán doradas, pero no olvides darles la vuelta con cuidado.

Estos ingredientes contienen 10 gramos de proteínas y sirven para 4 porciones:

  • 2 tazas de leche de almendras.
  • 3 huevos grandes.
  • 1/4 de taza de néctar de agave.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2/3 de taza de coco rallado.
  • 2/3 de taza de harina de arroz.
  • 1 cucharada de almidón de tapioca.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

3. Huevos revueltos con queso de cabra y hojas de diente de león

El título de esta receta es un poco curioso, ¿no? Quizás sí, pero además es una rica fuente de proteínas tanto vegetal como animal. Lo único que tienes que cocinar son los huevos revueltos, y una vez listo solo tienes que ponerlo sobre las hojas de diente de león y le añades encima el queso cabra. ¡Fácil! Podrás ver que vale la pena prepararlo.

Estos ingredientes contienen 17 gramos de proteínas y sirve para 4 porciones:

  • 115 gramos de queso de cabra.
  • Una pizca de sal, curry y cúrcuma.
  • Un puñado de hojas de diente de león cortadas.
  • 12 huevos grandes ligeramente batidos.

Edith Gomez Bentiz

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben