Charles Eugster, de 95 años, recorrió esa distancia en 55.48 segundos.

 Seguramente hayas escuchado muchas veces que el deporte es fundamental para tener una vida larga y saludable. Nada mejor que hechos probados y experiencias contrastables para refrescar esta clase de lecciones, por eso hoy queremos contarte la última hazaña de un titán como Charles Eugster.

A menos de cinco de cumplir un siglo de vida, Charles sigue demostrando que quien envejece no tiene por qué marchitarse!

En Athletics Weekly dan buena cuenta de la gesta que firmó en Lee Valley (Inglaterra) el pasado fin de semana: corriendo 200 metros lisos en 55.48 segundos, Eugster batió el récord de su categoría, la de mayores de 95. El estadounidense Orville Rogers tardó dos segundos más en 2013 y desde entonces nadie había logrado acercarse a su marca.

Es necesario que veas el vídeo para que comprendas al 100% el alcance de la proeza de este inglés. Puede parecer una insignificancia si se compara con los 19.19 segundos de Usain Bolt de 23 años; pero ¿alguien se atreve a asegurar que estará en condiciones de rebajar el tiempo de Eugster con 72 años más encima? ¿Cuántas personas no ya de 95, sino de más de 60, son capaces de moverse como él lo hace?

Charles no fue deportista de elite en su juventud… de hecho, ni siquiera lo ha sido durante toda su vejez. A los 60, tras varios años de sedentarismo, se apuntó a un club de remo y ganó 40 medallas. Cerca de los 80 se alejó del deporte de nuevo, aparentemente de manera ya irreversible. Pero… «a los 85 años tuve una crisis.

“Me miré en el espejo y vi a un anciano. Tenía sobrepeso, una postura terrible y sólo veía piel colgando donde antes había músculos. Empecé a considerar que probablemente moriría pronto. Echaba de menos mi viejo cuerpo y quería ser capaz de llamar la atención en la playa”». Así que, al filo de los 90, empezó a levantar pesas.

El running le picó hace apenas un año. Desde entonces ya ha tenido tiempo de apropiarse del récord británico de los 60 metros para mayores de 90 años, con una marca de 15.32 segundos. «¡Acabo de batir el récord del mundo de mayores de 95 en los 200 metros indoor! 55.38 segundos. Estoy en una nube. Gracias a todos los que me habéis ayudado a lograrlo», escribió el domingo en su cuenta de Facebook, tras dejar boquiabierto a todo el planeta con su carrera en Lee Valley.

Una nueva lección de vida de Eugster que sólo podemos culminar con su lema personal: «vos también puedes hacerlo».