Si estás con poco tiempo para entrenar tus abdominales, solamente necesitás una silla de oficina con ruedas, diez minutos y no ser muy vergonzoso: es lo único que necesitás para hacer estos abdominales en la oficina.

 

Nivel 1. Mantené la postura en L sobre la silla, separándote del asiento. Trabajás intensamente tus cuádriceps y psoas iliaco además de tus hombros, tríceps y por supuesto abdominales.

Hacé 3 repeticiones del tiempo máximo que puedas mantener la posición correcta

Nivel 2

Un poco más difícil, y menos discreto (ideal si no compartís oficina!), es este movimiento. De rodillas en el suelo, agarrá la base de la silla y extendé el tronco todo lo que puedas, para acercarte al suelo manteniendo el control. Recuperá la posición arrodillado.

Hacé 3 series de 6 repeticiones.

Además de la parte física, sin duda, con estos ejercicios trabajas un poco tu “pudor” dentro de la oficina. Quizás al principio te miren como si fueras un bicho “raro”, lo admitimoso. Pero también hay que reconocer que este es un gran método para aprovechar ese momento libre o el tiempo de la comida para ejercitarte. Y quién sabe… Seguro que después alguien se une a tu rutina de tonificación.

 

www.miempresaessaludable.com