La causa es una falta de progreso en el programa de reforma de la propia UCI.

La empresa Amaury Sport Organisation (ASO), organizadora del Tour de Francia, amenazó el último viernes 19 de junio con sacar sus carreras del calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI) a causa de una falta de progreso en el programa de reforma de la propia UCI.

El estamento que rige el Tour avisó a la UCI hace unos meses respecto a este asunto mediante una carta formal, según reveló una fuente del comité directivo. En la misiva, la reforma de la UCI era la “principal preocupación” y ASO amenazó con retirarse en 2016.

ASO, que también organiza otras pruebas como la París-Roubaix y la París-Niza, dejó claro que la edición del Tour de 2015 no corre peligro, pero sí podría hacerlo la del próximo curso, lo que ha llevado a una profunda división en el mundo del ciclismo.