El cirujano Jorge Rodríguez, oriundo de Concepción, salió de un quíntuple Ironman para operar a un participante noruego. Ambos completaron la dura prueba.

jorge-ariel-rodriguez

Es tucumano participa de carreras de ultra resistencia y fue protagonista de una historia sacada de película.

Jorge Rodríguez, de 38 años, salió de del quíntuple Ironman de México para reconstruirle el rostro a un rival que se accidentó durante la competencia. Realizó la cirugía con éxito e increíblemente ambos terminaron el exigente triatlón.

Rodríguez viajó a la ciudad mexicana de León para participar del DecaultraTri, que consiste en nadar 3.8 kilómetros, hacer 180 kilómetros en bicicleta y correr 42 kilómetros sin parar cada día, durante cinco días consecutivos.

Sólo 36 participantes tuvo la prueba y el tucumano fue uno de los seis que pudo completarla. Otro finisher fue el noruego Henning Olsrud, quien de un instante a otro pasó de ser un rival a un paciente del tucumano.

Con mucho sacrificio, el concepcionense llegó al último día de competencia, arrastrando diversas contracturas y sin algunas uñas en los pies. Llevaba acumulados 20 kilómetros de nado, 825 en bicicleta y 168 de pedestrismo cuando una situación extrema lo sacó de carrera. Según relató, se cayó de un puente y debió ser trasladado a un hospital en la zona.

“Caí desde un puente vial sin barandas a los costados. Estaba mojado y se llegaba ahí en bajada. Patino y caí abajo sobre unas piedras con la bicicleta”, relató en su muro de Facebook. Según indicó, Olsrud se accidentó dos kilómetros atrás en una bajada rápida y peligrosa, y se rompió labios, dientes y nariz (traumatismo maxilofacial).

“Fuimos hospitalizados juntos. Después de las radiografías no había cirujano que haga reconstrucción de labios y cara, porque eran heridas graves con pérdida de sustancia, así que tuve que hacerlo sin importarme el tiempo que perdía de carrera. Volvimos a la carrera a completar los 180 kilómetros de bici y después los 42 kilómetros de maratón terminando a la 1 de la mañana”, detalló Rodríguez.

Así fue que en las redes sociales aparecieron fotografías en las que se ve a Rodríguez con su ropa de competición, un barbijo y guantes de látex, operando al noruego. Posteriormente, ambos se colocaron el número de participante y terminaron la durísima prueba de ultradistancia para totalizar 20 kilómetros de natación, 900 de bicicleta y 210 de trote.

Rodríguez es uno de los grandes ultrafondistas de Tucumán que cuenta con numerosos Ironman en su haber. Además, en 2015 fue apuñalado durante un robo en la ruta 65, mientras entrenaba. A pesar de ello, no se alejó nunca de su segunda pasión: las carreras de ultra resistencia.

Fuente: lgdeportiva.lagaceta.com