Al igual que muchos corredores de maratón por primera vez, Ross Edgley sentía como que un auto iba atado a su espalda cuando cruzó la línea de meta.

A diferencia de muchos corredores de maratón por primera vez, Edgley, en realidad tenía un auto atado a la espalda en la marca de 26.2 millas(42km 195m).

Un Mini Cooper de1452 kgs., para ser exactos.

Llamándolo el “Maratón más fuerte del Mundo”, el corredor de 30 años de edad, de Cheshire, Inglaterra, tomó 19 horas y 36 minutos para correr un maratón completo mientras arrastra un vehiculo. Completó la hazaña el viernes en una pista de carreras en condiciones de lluvia y viento.

Se entrenó durante ocho meses con el Mini, hasta llegar a 16 millas en una sola sesión. “La idea era trabajar la capacidad”, dijo Edgley. En la primera sesión de entrenamiento se puso el arnés para ver hasta dónde podía ir. Después de dos millas sus piernas no podian más.

Ocho meses más tarde, bajo la lluvia en la pista de Silverstone, en el centro de Inglaterra, lo logró con la ayuda de su equipo.

Antes de intentar la hazaña, Edgley había medido la ruta por lo que terminaría cruzando la meta tradicional de la pista. Al cruzar la meta sus colaboradores y amigos aplaudieron el logro, pero al comprobar su reloj GPS y se dio cuenta que aún tenía 20 metros por delante. “Me apenó”, dijo. “Tuve que continuar por otros 20 metros más y todo el mundo estaba riendo. Luego sí, fue una celebración y alivio total para mí”.

Edgley dijo que espera algún día correr un maratón con sólo su propio peso corporal. “Creo que sería casi agradable simplemente correr un maratón”, dijo.

Vía: Runner World

Traducción: Triatloners.