Harriette Thompson es la mujer más anciana en terminar un maratón.

A sus 92 años de edad y sobreviviente de cáncer, Harriete aún no ve ninguna razón para parar de correr, y, esa mentalidad la llevó a romper el récord mundial de la persona más anciana en terminar un maratón, cuando ayer llegó a la meta del Rock ‘n’ Roll Marathon en San Diego.

Lo terminó en 7 horas, 24 minutos y 36 segundos, casi igual que su tiempo el año pasado, de 7 horas y 7 minutos. ¿Lo más extraordinario? No empezó a correr maratones hasta los 70 años de edad, cuando sufrió de cáncer por primera vez y perdió a algunos familiares en su vida. La invitaron a correr para ayudar en la lucha contra el cáncer, y aceptó. Desde ese entonces no dejado de entrenar ni particpar en cuanta carrera aparece.

Este es el Rock ‘n’ Roll Marathon número 16 de la residente de Charlotte, Caroline del Norte en Estados Unidos.

Este año fue particularmente difícil (bueno, aparte de que tiene 92) debido a la muerte de su esposo en enero y su lucha contra una infección en la pierna. Pero, prefirió ver cuáles eran sus límites en vez de solo suponer que no podía.

Al terminar el maratón, todo mundo fue a felicitarla (junto con los medios que buscaban la foto). “Estoy bien, me están mimando mucho aquí…No creo que seguiría viva hoy si no correría. Los estoy ayudando a ellos y ellos a mí.

No cree que correrá el próximo año, aunque acepta que “cada año les escribo a mis amigos y les digo, ‘este es mi último año’ y luego hago otro.