Algunos ya los conocés, otros nunca los vas a hacer porque va en contra de nuestras costumbres y otros necesarios para iniciar un buen entrenamiento con menos riesgos para nuestro cuerpo.

Una vez tenemos nuestro plan de entrenamiento estructurado para alcanzar un objetivo, ahora toca ocuparse de planear y  acostumbrarse a calentar antes de iniciara nuestras sesiones. Esto eleva la temperatura y prepara los músculos activando la circulación, evitando así lesiones y problemas cardiacos.

A pesar de lo que mucha gente cree el calentamiento es algo sin importancia y lo único que hace es quitarnos tiempo del entrenamiento, lo cierto es que sucede todo lo contrario. Una buena preparación provoca que nuestro ejercicio resulte más efectivo y retrasa la fatiga.

Calentamiento:

Las clave fundamentales del calentamiento son los movimiento suaves y lentos, para que nuestras articulaciones vayan levantando temperatura.

No hace falta que utilicemos más de 10 a 15 minutos para preparar el entrenamiento.

-Se inicia con una carrera suave alrededor de 500m, cuando notemos que empezamos a tomar temperatura, haremos unas series de 100 metros subiendo las rodillas al pecho según vamos dando las zancadas y en un ritmo ascendente. Posteriormente volvemos a la carrera suave otros 100 metros. Realizaremos tres series en total.

-Repetimos esta misma estructura pero esta vez en la serie vamos a levantar los talones en cada paso intentando darnos con ellos en el glúteo.

-Seguimos con la carrera suave mientras giramos el tronco de un lado al otro, esto también lo podremos hacer quietos en el sitio.

-Pasamos a calentar brazos y tobillos en series de no más de 60 metros. Rotamos los brazos desde los hombros como si fueran hélices, mientras caminamos de puntillas y de vuelta lo mismo con los brazos cambiando la dirección pero andando con los talones, tres series de este calentamiento.

-Por último y quietos ya, juntamos las rodillas y las rotamos haciendo semicírculos de un lado a otro, lo mismo con el cuello pero con mucha más delicadeza y sin forzar en ningún momento.

Publicado por el sep 29, 2015