El aluminio y el carbono son los materiales más comunes con los que se fabrican cuadros de bicicletas. Pero no son los únicos. Hay marcas que se han especializado en elaborar cuadros a partir de elementos más exóticos como el bambú, o el cromo.

Una de ellas es Renovo, que desde su fabrica en Oregón confecciona cuadros artesanales con madera. Según afirma la propia marca, la madera ofrece unas cualidades de ligereza, elasticidad y flexión únicas.

Lo que también es único es su última bicicleta. Se trata nada menos de la primera bicicleta del mundo fabricada con madera de barrica de whisky. Para realizar este modelo Renovo ha contado con la colaboración de la destilería escocesa Glenmorangie.

Cada una de estas bicicletas, de edición limitada y numerada, contiene 15 duelas de barricas que han servido para envejecer whisky. Además, su diseño respeta la curvatura de cada una de las tablas de la barrica.

La bicicleta Renovo Glenmorangie Original se puede adquirir con el grupo Shimano Ultegra 6800 o con el grupo Shimano Dura Ace Di2 electrónico desde 6.950 dólares. Su peso no supera los 8 kilos.