Froome superó en la cronoescalada, la segunda de las cuatro etapas previstas en los Alpes, al holandés Tom Dumoulin por 21 segundos.
 
Foto AP
Foto AP
Estoy realmente feliz con esta victoria”… dijo Sir Chris Froome.

El británico Chris Froome ganó hoy la cronoescalada alpina del Tour de France y dejó prácticamente sentenciada su tercera corona en la ronda ciclista más prestigiosa del mundo.

El maillot amarillo completó los 17 kilómetros entre Sallanches y Megeve en 30:43 minutos, el único que bajó de los 31 minutos, y amplió su ventaja al frente de la clasificación.

A falta de tres etapas para el final del Tour, Froome cuenta con casi cuatro minutos de ventaja sobre el segundo en la general, el holandés Bauke Mollema, que está a 3:52 minutos, una diferencia prácticamente definitiva salvo que Froome sufra algún problema físico hasta el domingo.

Froome, de 31 años, superó en la cronoescalada, la segunda de las cuatro etapas previstas en los Alpes, al holandés Tom Dumoulin por 21 segundos. En la tercera posición, ambos a 33 segundos, quedaron el italiano Fabio Aru y el australiano Richie Porte.

“No esperaba ganar hoy a Tom”, dijo Froome en la línea de meta. “Estoy realmente feliz con esta victoria”.

El colombiano Nairo Quintana, que aparecía como el gran rival de Froome antes de Tour, perdió hoy otros 80 segundos respecto al británico y ya está en la general a 4:37 minutos, en cuarta posición. Tercero es el británico Adama Yates a 4:16.

Mañana se disputará la décimo novena etapa del Tour, 146 kilómetros entre Albertville y Saint-Gervais Mont Blanc con dos puertos de primera categoría y uno de categoría especial.