En una tarde gris de noviembre en la IMG Academy en Bradenton, Florida, el equipo lacrosse de muchachos de la escuela privada se acurrucan alrededor del banco de drenaje de botellas de agua después de una ronda de ejercicios. Es una escena como cualquier otra en los campos de las escuela preparatorias de todo el país. . . excepto que aquí hay un pequeño grupo de hombres  sentados a un lado con sus computadoras portátiles, haciendo diagnósticos sobre la ingesta de líquidos del equipo, con seguimiento de manera individual de cada jugador, a través de botellas rellenables de agua con chips inteligentes habilitados.

Cada “tapón inteligente” de botella está digitalmente ligado a un jugador específico. Se trabaja con una aplicación para calcular cuánto suda en una práctica normal, la cantidad de sodio que pierde, y cuánto necesita beber para mantener un rendimiento óptimo. Cada botella se llena con una fórmula de bebida que corresponde al tipo de sudor de un jugador individual. Un microchip y una pequeña turbina en el pico miden cuánto toma en cada sorbo. Las luces LED en la tapa le ayudan a calcular su bebida, y le muestran si está delante o detrás de su objetivo. Este es el futuro de la hidratación atlética. Es también el futuro de Gatorade.

El nuevo enfoque de alta tecnología de la marca se remonta a la decisión del vicepresidente y gerente general  Brett O’Brien en 2014 para construir una unidad de innovación interna a mirar más allá de las formas de botella y nuevos sabores y hacia una misión más alta. Después de todo, algo había que hacer. Las ventas de Gatorade en el primer semestre del año  2009 habían caído 18%, nuevos competidores como Vitaminwater, Redbull y Monster; habían ganado influencia y participación en el mercado, y el producto, nació hace 50 años en un laboratorio de la Universidad de Florida como la bebida original especialmente deportiva, se conocía más como ayudante para la resaca que como elixir para el alto rendimiento. O’Brien y el grupo de la innovación se dedicaron a poner de nuevo en forma a Gatorade, transformándolo en una marca deportiva de élite a la par con Nike y Under Armour. “No se trata sólo de capturar una parte más grande de un mercado”, dice O’Brien. “Se trata de llenar un vacío para los consumidores, y los nuestros son atletas.”

Gatorade comenzó a observar cómo ya estaban usando sus productos los atletas. Por ejemplo, los atletas profesionales siempre han estado mezclando paquetes de polvo de sodio y otros aditivos en su Gatorade (la marca, incluso hace su propio producto, llamado Gatorlytes). Ahora la compañía está tratando de cortar los pasos adicionales mediante la creación de 12 fórmulas diferentes que se sirven en pequeñas vainas en forma de huevo que se mezclan con agua para ser utilizado en botellas nuevas que ofrecen el diseño de tapón inteligente. Las fórmulas variarán en carbohidratos, calorías, y  niveles de electrolitos para optimizar la recuperación de líquidos. Para saber qué fórmula es correcta para cada atleta, la marca ha desarrollado un conjunto de productos y tecnologías que trabajan en conjunto para medir y realizar un seguimiento de los datos de las personas. Una escala inteligente vinculada a una tableta y el software, por ejemplo, cataloga el peso de un jugador, junto con el tiempo de entrenamiento y la intensidad, para hacer recomendaciones de la ingesta de líquidos y carbohidratos. Un parche, como una curita que habilita un chip de comunicación de campo cercano, analizará el sudor de un jugador y se comunicará con la plataforma digital para identificar su tipo de sudor y recomendará  las necesidades adicionales de ingesta  de sodio y electrolitos.

Toda esta tecnología se desarrolló en conjunto con la mentalidad orientada a la nutrición, de la marca, Gatorade Sports Science Institute, contó con un aumento del 40%  en gastos entre 2011 y 2014. Ahora Gatorade está probando en el campo en las escuelas preparatorias, universidades, y atletas pro, incluyendo la selección brasileña de fútbol nacional, el FC Barcelona y la Universidad de Florida.

“Yo no creo que haya ningún atleta en esta tierra que no lo aproveche si se demuestra que funciona”.

Xavi Cortadellas, director ejecutivo de innovación global y diseño de Gatorade (que se unió a la marca en el 2011 después de 11 años en Nike), cree que el cambio en la personalización y la adaptación era inevitable, dado el aumento de la penetración por datos en el deporte en general. “Se trata de si quieres ser una marca premium o no“, dice. “Si quieres jugar en el espacio premium, se tiene que entregar personalización.” Como parte del plan de Cortadellas está escalar estas nuevas ideas, una versión simple de la botella estará disponible al público a mediados de 2016, se puede personalizar con gráficos en la tapa impresos digitalmente incluyendo los nombres de los jugadores y los equipos, números y logotipos. “Aquí en IMG, una de las cosas con la que los niños estaban muy entusiasmados estaba teniendo la posibilidad de personalizar la botella ‘como NIKEiD personalizó mis zapatos‘”, dice Cortadellas. “Eso es lo que usted quiere oír.”

En última instancia, Gatorade quiere ir más allá de la materia. La marca está desarrollando y probando una nueva línea de productos alimenticios que se espera que llegarán a  los anaqueles de las tiendas en los próximos años, barras de proteína, aumento de nitratos de origen vegetal, yogur enriquecido c
on proteínas, que encarnan lo que los nutricionistas durante mucho tiempo han estado predicando a los atletas: debido a que son atletas durante todo el día, incluso en reposo. “En todos estos espacios donde no tenemos ni la porción mínima, el potencial de crecimiento es enorme“, dice Cortadellas.

No hace mucho, un anuncio lema de Gatorade preguntó: “¿Está en ti?” Si Cortadellas y sus colegas están en lo correcto, la pregunta pronto será discutible. Ya sabrán.

Una sed de datos

El nuevo “tapón inteligente” de Gatorade sabe cada sorbo que usted toma

Personalizado superior
1. El tapón o tapa se puede personalizar con el nombre del jugador, el número, color o equipo.
2. Las luces LED indican cómo el consumo real compara las necesidades de hidratación
3. El chip del tapón acciona en tiempo real los datos de hidratación aplicables al jugador con la plataforma digital.
4. La turbina mide cada gota de líquido que sale de la boquilla.
5. La vaina (en forma de huevo) contiene una fórmula de Gatorade basada en los requisitos de actividad de un atleta.
6. La vaina en forma de cruz en la tapa mezcla los contenidos con agua.
7. La botella de 900ml. se puede personalizar por color.

Nota original de Fast Company