Gwen Jorgensen ganó el oro en los Juegos de Río de Janeiro y cerró el círculo con el único gran título de triatlón que le quedaba por colgarse, tras hacerse con los Mundiales de 2014 y 2015.

Gwen_Jorgensen

Después del éxito de Brasil y sin olvidarse de que todavía puede ser la mejor triatleta del mundo también en este 2016, la estadounidense ha decidido ir un poco más en su desafío personal y correrá en noviembre el Maratón de Nueva York. El objetivo, rebasar la marca de las 2 horas y 30 minutos.

Esos 42,195 metros le llegarán a Gwen Jorgensen tras concluir su temporada de triatlón en la que aún lucha por renovar cetro mundial. “Estoy lista para un desafío y emocionada de anunciar que correré el Maratón de Nueva York. Este ha sido un año increíble para mí y pensé la que la mejor manera de continuar desafiándome era corriendo mi primer maratón”, anunció Gwen Jorgensen en una rueda de prensa ofrecida en la Gran Manzana.

La estadounidense confirmó que el triatlón sigue siendo su foco deportivo principal, pero que tiene ganas de probarse en la mítica distancia. De momento, la encuesta de triatlonchannel sobre el tiempo que hará Jorgensen en el maratón arroja como opción ganadora una marca inferior a las 2 horas y 25 minutos (32% de los votos); con el 28% le sigue la opción de aquellos que piensan que su tiempo será inferior a las 2 horas y 30 minutos pero sin rebasar la barrera del 2:25.

Jorgensen concretó uno de los mejores tiempos de 9 minutos y 10 segundos en los 3000 metros; 15:52 en 5000 metros y 32:12 en los 10 kilómetros.