En el año 2014, en el Campeonato Mundial IRONMAN, el japonés Hiromu Inada, terminó la prueba sin recibir la medalla de “finisher”, pues cruzó la meta en 17h50’04”, cinco minutos más que los establecidos en las reglas.

hiromu-inada-kona-2015

El nipón tenía 82 años en ese entonces y se volvió a su país con el sinsabor del objetivo no cumplido.

En el 2015, su perseverancia lo llevó a la revancha, al finalizar la carrera en Kona en 16h50’06”, a 10 minutos del cierre.

Antes de culminar, el reto, se detuvo ante el público, se arrodilló y rezó.

Inada comenzó a practicar este deporte a las 69 años de edad y terminó su primer IRONMAN a los 78; entrena una media de 40 horas semanales y se convirtió en “finisher” en el IRONMAN de Hawaiide 2013 con 15h38’25”.

Este año lo volveremos a ver, dicen que la tercera es la vencida.